Voces contrapuestas sobre el caso de Claudio Zupo y su fallecimiento

Mientras la esposa el excampeón de judo señala indiferencia e injusticia por parte de Codeson, la dependencia relata que se le dio apoyo en todo momento

Claudio Zupo ganó medalla de bronce en el Campeonato Panamericano de Yudo en 2006 en la categoría abierta, en Buenos Aires, Argentina - Foto: Internet

“El 15 a las 2:30 pm me habla y me dice: Ya valió, me corrieron de Codeson”, narra Diana Rocha, esposa del hoy fallecido Claudio Zupo.

Diana Rocha

La muerte de quien fuera conocido como el ‘Gigante de Sonora’, ha levantado una oleada de comentarios en redes sociales, luego de que el excampeón de Judo publicara un video en redes sociales denunciado su despido injustificado por parte de la Codeson.

Claudio Zupo en competencia de Judo

“Me acaban de correr, no tengo para comprarme mis medicinas, no tengo… No sé cómo le voy a hacer, no tengo para compararme lo que me hace falta, y de eso está dependiendo mi salud”, se escucha en el mensaje, donde Zupo informó que, además de haber sido despedido había dado positivo a COVID-19.

Claudio Zupo

La inconformidad

En exclusiva para VALOR, Diana Rocha explicó que a Claudio jamás se le notificó con anticipación sobre su despido, ni se le hizo comentario alguno sobre el tema, simplemente el día 15 de julio no le depositaron.

“El 14 (julio) Claudio me habla y me dice que tiene COVID, que se había atendido en una farmacia y había comprado medicamentos, pero le faltaron algunos, que los compraría al día siguiente en cuanto le depositaran. El 15 a las 2:30 de la tarde me habla y me dice: Ya valió, me corrieron de Codeson”.

Diana Rocha, esposa de Claudio Zupo

Dijo que ella le preguntó si había sucedido algo o si le habían dado alguna explicación, a lo que Claudio dijo que no. Fue ese mismo día en la tarde cuando Zupo subió el video a Facebook contando su situación; a raíz de ello, comenta Diana, el día 16 de julio le efectuaron el pago.

“El 16 a mí me depositan la pensión y a él le pagan, pero ¿por qué?, porque subió el video, si no lo hubieran dejado como cuestión olvidada”.

Diana Rocha

Se suman voces

Por otro lado, Carlos Arrieta, ex empleado de Codeson y compañero de Claudio, publicó un comentario en redes donde asegura que el ex campeón sonorense fue víctima de maltrato psicológico en la dependencia, y señaló que, Víctor Durazo, subdirector de Codeson realizó despidos injustificados.

“Lo que digan es falso, sí corrieron gente y cuando el agua les llegó a los pies trataron de protegerse”, se lee en la publicación.

Carlos Arrieta

La explicación

También de manera exclusiva para este medio, Genaro Enríquez Rascón, director de Codeson, explicó que se notificó a Claudio Zupo el pasado 14 de julio de su posible despido o bien una reducción en su sueldo, esto con motivo de reajustes en el presupuesto, derivado de la pandemia de Covid-19.

Sin embargo, una vez se enteraron de que había dado positivo a COVID-19, se detuvo el trámite y se le brindó la atención necesaria.

“Nosotros el día 15 conocemos el video y en cuanto nos enteramos que estaba enfermo, detuvimos su proceso administrativo; el día 16 se le depositó su quincena y nos abocamos a buscar la manera, con apoyo de la Secretaría de Salud, para que fueran a checarlo a su casa, el día 17 estuvo por primera vez la brigada de salud en su casa y efectivamente determinaron que estaba mal, le dieron apoyo de medicamento y lo estuvieron visitando”

Genaro Enríquez Rascón, director de Codeson

La dependencia compartió un documento a VALOR, donde se observa la transacción bancaria que se hizo a la cuenta de Claudio el día 16 de julio por la cantidad de mil 771 pesos con 42 centavos, y compartió además el status de su puesto.

“Claudio Zupo trabajaba como guardia en el Pabellón Pelota. En horario de 2 a 8 pm. (6 horas). Con un sueldo de 2,329.60 pesos quincenales. Una parte se le descontaba y se le depositaba para pensión alimentaria de su hijo. Por lo que ya con este descuento de pensión percibía 1,770 pesos quincenales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *