Una tensa calma se vive en Sonora por Covid-19

COVID-19

Una tensa calma se vive en Sonora por Covid-19

Con la segunda ola mundial del nuevo coronavirus amenazando en el horizonte, Sonora se encuentra en una tendencia suave a la alza en número de casos.

La pandemia de Covid-19 ha puesto a Hermosillo en un escenario complejo en cuestión económica y de salud Fotografía: Cecilia Saijas

La segunda ola de Covid-19 en el mundo ha sido devastadora, al menos, en números. Europa y Estados Unidos se han sumido en un rebrote de casos que supera las cifras y que ha levantado las alarmas de los gobiernos a tal punto que han vuelto a impulsar medidas restrictivas en la movilidad de sus habitantes.

En México y en Sonora, esta situación aún no se ha presentado, pero la tendencia a la alza en el número de contagios, ocupación de camas hospitalarias y número de fallecimientos, obliga a empezar a buscar soluciones.

Julio Waissman, coordinador de la maestría en Ciencia de Datos por la Universidad de Sonora (Unison), señaló que si bien no se puede hablar de un rebrote en el estado, sí hay indicadores que presentan un tendencia suave a la alza.

“Estamos en un punto de tensa calma, no hay algo claro con lo que podamos decir que hay un rebrote pero hay una tendencia a ir aumentando poco a poco unos indicadores, por ejemplo las camas covid en el estado. La última vez que habíamos tenido más de 180 camas ocupadas había sido el 3 de septiembre, los últimos días se han tenido más de 190 camas ocupadas. Si bien sigue estando abajo del 40 por ciento de ocupación, sí hay una tendencia suave de ir aumentando”, explicó Waissman.

Julio Waissman, coordinador de la maestría en Ciencia de Datos por la Universidad de Sonora

La semana pasada, la polémica entre autoridades estatales y municipales estalló debido a las medidas restrictivas. El manejo de la pandemia obliga a buscar un punto de equilibrio entre salud y economía que es complejo de encontrar.

“Si lo vemos por las fechas de registro de los casos van con las tendencias cíclicas, desde mediados de agosto hasta principios de octubre había una curva descendiente, a mediados de ese mes deja de ser descendiente y empieza a haber días con más de 200 casos. No hay una cosa clara que nos dice que va a subir, pero hay una certeza: no están bajando los casos”, señaló Waissman.

Julio Waissman, coordinador de la maestría en Ciencia de Datos por la Universidad de Sonora

Las decisiones son muy difíciles.

El rebrote llegará a Sonora, el camino, en toda caso, será tomar las medidas de prevención a tiempo para mitigar los efectos que la segunda ola tendrá.

“No es que lo vayamos a evitar, hay que tomar las medidas para que los efectos que pueda traer sean menos graves y en ese sentido tomar medidas antes de que el rebrote sea muy evidente. Ahorita no se puede decir que ha habido medidas buenas o malas en el mundo, eso se verá cuando se haga el análisis a posteriori”, señaló el académico.

Julio Waissman, coordinador de la maestría en Ciencia de Datos por la Universidad de Sonora

Lee también

Comentarios

Commentarios