Un caos en el Congreso por la Ley Olimpia

Han sido 22 los estados en México que han logrado incorporar la Ley Olimpia a sus respectivas legislaciones estatales. Y sólo en Sonora se ha dado una polémica que acabó con protestas de colectivos feministas.

Han sido 22 los estados en México que han logrado incorporar la Ley Olimpia a sus respectivas legislaciones estatales. Y sólo en Sonora se ha dado una polémica que acabó con protestas de colectivos feministas.

Ha sido un problema autoinflingido por el accionar del propio Congreso. La Ley Olimpia que se pretende pasar en el pleno ha destapado la inconformidad de colectivos feministas, activistas, y diversas voces de las esferas sociales por su confusa redacción y que se puede prestar a una interpretación que colinda con una especie de ley mordaza.

Impulsada por la propia gobernadora Claudia Pavlovich Arellano, la ley ya había sido detenida por la misma razón y por la negación a aceptar el concepto “intimidad sexual” que en principio delimitaría el accionar de esta ley y que por contra, se presta a un mayor impacto en otras áreas.

Desde muy temprano, decenas de mujeres se reunieron a las afueras del Congreso del Estado para protestar contra lo que consideraron un atropello y una simulación. Ante la negativa de dejarlas entrar a la sesión del pleno, los cánticos, los gritos de protesta y la furia contenida se empezaron a hacer presentes.

“Lo vamos a quemar, lo vamos a quemar”, retumbaba a las afueras del recinto legislativo, que al parecer, era a prueba de sonido pues ninguno de los diputados tuvo la sensibilidad para salir a explicar. La volencia de las propuestas no es algo casual; es un debate mucho más profundo que necesita de un análisis concienzudo: En el país de los 11 feminicidios diarios, del machismo sostenido por los discursos mediáticos y la falta de respuesta y la impunidad rampante de las autoridades, la violencia, según el sociólogo Slavoj Zizek, se convierte en un vehículo y una herramienta retórica para visibilizar las demandas de las personas que protestan.

Como el 8 de marzo, los graffitis, los cánticos y la rabia acumulada volvió a hacerse presente, ahora por la negligencia legislativa. Estuvo presente Olimpia Coral, la impulsora de esta ley, que ha pedido públicamente que se discuta y modifique la iniciativa presentada en Sonora.

El gas lacrimógeno, episodios de violencia y la nula respuesta ejemplifican qué tan lejano están las autoridades en Sonora de garantizar los procesos democráticos.

Para el politólogo Jorge Mondragón, los eventos ocurridos resumen la frase “tropezarte a ti mismo”. Una iniciativa que debería haber pasado en automático como en el resto de las entidades que se ha hecho, y que aquí se convierte en un ventajismo burdo para imponer otra agenda.

Por u parte, la diputada de Morena, Ernestina Castro, narra los hechos ocurridos en el Congreso desde su interior.

“No sé exactamente qué pasó afuera, escuchábamos gritos, las sesiones del congreso deben ser públicas, ahorita están cerradas por la pandemia. Supongo que lo que ellas querían era estar presente para saber qué pasaría. A diferencia de otros estados, 22 que ya aprobaron, aquí le agregan más modificaciones pero la redacción es muy confusa, donde no se le agrega la palabra sexual. No veo el problema por el cual se niegue la implementación de la “intimidad sexual” y se relaciona con la ley mordaza”, señaló Castro.

Para María, una activista feminista que prefirió no dar su nombre por razones de seguridad, esto que ha ocurrido en el Congreso es otra muestra más de cómo se politiza la lucha feminista y cómo sigue habiendo tensiones para aprobar leyes que buscan garantizar una vida libre de violencia para la mujer.

“Es vergonzoso que sea en Sonora donde se hagan estas cosas, es vergonzoso que se aprovechen de una ley noble y que protege a las mujeres para hacer lo que quieran con ella y perviertan su espíritu”, relató.

Segunda lectura


En ese sentido, el resultado es que los legisaladores acordaron darle una segunda lectura al dictamen tras no llegar a un acuerdo entre las comisiones de Justicia y Derechos Humanos, junto con la de Equidad de Género.
En ese sentido, la propuesta del presidente de la Comisión de Justicia a y Derechos Humanos, Eduardo Urbina Lucero, determinó posponer la votación y enviar el dictamen a una segunda lectura en pleno en fecha por determinar, lo cual causó discusión entre los diputados, María Dolores del Río, Alonso Montes Piña y otras más.
Así mismo la legisladora María Dolores del Rio, refirió que la propuesta presentada desde un inicio fue bautizada como Ley Olimpia, sin embargo no atiende el espíritu de la misma.


“Nos da el tiempo a los legisladores de revisar lo que tengamos que modificar para hacerlo en el pleno en la siguiente sesión. La discusión se centró desde el principio en cómo proteger la intimidad sexual y hay una realidad, el dictamen no llevaba la protección a la intimidad sexual de las mujeres, hay nuevas formas de violentar a las mujeres y ahora es a través de las plataformas digitales. Yo espero que en estos días nos permitan los legisladores poder entablar un dialogo que responda a esto”, mencionó.

María Dolores del Río, diputada

La activista y promotora de la Ley a nivel nacional, Olimpia Coral Melo Cruz, tras sostener una reunión con la gobernadora; Claudia Pavlovich, le solicitaron que aplique el veto constitucional en caso de que próximamente sea aprobada por los diputados.

“Ahora solamente se podrá detener la iniciativa a través del voto en contra de la mayoría de los diputados en una nueva sesión, y que los diputados realmente escuchen la propuesta de las mujeres sobre la verdadera Ley Olimpia y no la Ley Mordaza que piensan aprobar”.

olimpia coral, activista feminista


“La gobernadora tiene todo el derecho de proponer iniciativas pero que no le diga que esto es la Ley Olimpia, porque no lo es”, finalizó la diputada Ernestina Castro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *