“Será una discusión compleja”: Napoleón Gómez sobre reforma energética

Archivo

“Será una discusión compleja”: Napoleón Gómez sobre reforma energética

Advierte que será un tema más político que técnico.

La discusión de la minuta que modifica Ley de Energía Eléctrica será fuerte, complicada, porque la oposición va a defender los grandes intereses empresariales en juego y también por la coyuntura electoral, sin embargo los senadores de Morena “tenemos muy claro que se trata de la soberanía energética del país”, advirtió Napoleón Gómez Urrutia.

Integrante de la Comisión de Energía, la que dictaminará la minuta, comentó que un día antes los integrantes de su bancada sostuvieron un encuentro virtual con el director de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett y otros funcionarios de ese organismo, en el que se detalló el alcance de esa reforma y su repercusión en el desarrollo nacional.

En el encuentro, vía una plataforma digital, que se prolongó por más de cuatro horas, los funcionarios expresaron que esa reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, que el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó como preferente – y que por ello debe estar aprobada a más tardar en marzo por ámbas cámaras – no viola lo establecido en la Constitución.

La reforma energética ha sido criticada por no dar espacio a fuentes alternativas.

El senador Gómez Urrutia precisó que les quedó claro que no se trata de acabar con las energía limpias, como sostiene la oposición, sino de fortalecer a la CFE y evitar que se siga endeudando por tener que subsidiar a las empresas privadas que se dedican también a la generación de electricidad en condiciones de privilegio, ya que no pagan por la interconexión, porteo, respaldo y en general por el uso de la red eléctrica.

Asumir esos costos, dijo, le representa pérdidas millonarias a la CFE, empresa que los gobiernos neoliberales han querido liquidar, para que inversionistas privados nacionales y extranjeros se dediquen a lucrar con el servicio eléctrico. Explicó que de cerca de 100 plantas generadoras de electricidad, a 76 no se les había dado mantenimiento en los últimos cincos.

Fue una política deliberada, precisó, para desmantelar a CFE, que se siguió también con Petróleos Mexicanos ( Pemex) y entregarla a manos privadas. Incluso, precisó, en la reforma energética de Peña Nieto se sostuvo que la intención era fortalecerlas a ambas, pero a través de leyes secundarias, como la Ley de la Industria Eléctrica, se avanzó a su privatización.

El senador de Morena resaltó que CFE no puede seguir subsidiando a las empresas privadas, que ya de por sí tienen un negocio redituable. Es una empresa pública, recalcó, que garantiza la soberanía energética del país y su desarrollo y por ello la minuta debe aprobarse.

Lee también

Comentarios

Commentarios