¿La última semana?

¿La última semana?

Con los resultados de encuestas (Biden +10), proyecciones (Biden 92%) y momios (Biden -190), sin duda predecible que al concluir […]

Con los resultados de encuestas (Biden +10), proyecciones (Biden 92%) y momios (Biden -190), sin duda predecible que al concluir la elección en los Estados Unidos el nuevo presidente y vicepresidenta de los Estados Unidos sea Joe Biden y Kamala Harris. Entrados ya en lo que es la última semana de la elección y realizado el segundo y último debate, la percepción después del mismo es que ambos aspirantes el presidente Trump y Biden pusieron sobre las mesa sus posiciones: Trump atiende al supuesto pragmatismo del elector que piensa en su bienestar económico personal como principal moneda de cambio por el voto; y la de Joe Biden que termina siendo una posición más sofisticada porque involucra la reconstrucción de valores, como la unidad nacional, la decencia, el medio ambiente, la política exterior y la migración. El saldo final parece haber sido un empate, con un ejercicio vistoso, lo anterior es positivo para Biden y no tanto para Trump quien se encuentra por debajo del candidato demócrata. Lo dicho quedan ya muy pocos electores indecisos. Un gran número de personas ha ejercido ya su voto de forma anticipada, ya sea por correo o por haber dejado su boleta en un centro de votación. Para cuando usted lea esta columna puede que la cifra de estos votantes hay llegado a 55 millones de personas. Un poco más de un tercio de la votación total esperada para este proceso presidencial del 2020. La Pandemia ha expuesto una práctica que ya se venía popularizando cada vez más en todos los estados, pero la contingencia aceleró el uso de esta modalidad, por encima de lo que uso en la elección de hace años. Esos son buenas noticias para los estrategas demócratas ya que los analistas estiman casi el doble de participación de simpatizantes de Joe Biden sobre los de Donald Trump por medido del “voto temprano”. Aquí quizá Trump se ha dado “un tiro en el pie” debido sus constantes declaraciones desacreditando este sistema de votación, con lo que quizá alejó a sus simpatizantes de utilizar esta facilidad. California, Texas y Florida donde las estadísticas reflejan más actividad temprana, los últimos dos estados son muy importantes porque Trump los ganó en 2016.  

El escenario parece claro, pero como estamos en el 2020, vale la pena prever dos escenarios adicionales al esperado de que Joe Biden gane la elección. El evidente segundo escenario sería que Donald Trump, vuelva a vencer los pronósticos y sea reelecto por cuatro años más. El tercero es una situación complicada donde no sea posible conocer resultados el día de la elección y esto se postergue más días, debido a lo lento que pueda ser el conteo de los votos adelantados, y que las encuestas de salida no puedan ser utilizadas debido a esta circunstancia. Estados como Pensilvania (20), Florida (29), Wisconsin (10), Texas (38), North Carolina (15), Ohio (18) se convierten en estados litigiosos, dentro de un ambiento tenso y dividido y la advertencia de Trump de que la elección esta “amañada”, y que no reconocerá lo resultados,   por lo que quizá no estemos frente a la última semana de la elección, sino inicio de un conflicto postelectoral, en condiciones muy delicadas para los Estados Unidos.  Pero no se inquiete aún, esto solamente es un escenario, en uno de los ejercicios democráticos más importantes de los últimos tiempos. 

Victor Remigio es maestro en Políticas Públicas y candidato a doctor en Desarrollo Regional.

Remmy Martínez

Remmy Martínez

Víctor Remigio Martínez Cantú es maestro en políticas públicas y candidato a doctor en Desarrollo Regional en El Colegio de Sonora.

Lee también

Comentarios

Commentarios