El largo camino al 3 de noviembre

El largo camino al 3 de noviembre

Cuando se publique esta opinión estaremos a menos de 25 días de la elección presidencial de los Estados Unidos, una […]

Cuando se publique esta opinión estaremos a menos de 25 días de la elección presidencial de los Estados Unidos, una campaña como ninguna otra debido a la figura de Donald Trump y la Pandemia por la que el mundo entero atraviesa. Ambos factores son el punto de referéndum principal del intento de reelección de Trump. La Pandemia nos ha afectado a todos en varios frentes: en lo individual, nuestro bienestar se ha visto afectado de forma importante. Asimismo, la Pandemia ha puesto a prueba la capacidad de los gobiernos para atender una contingencia de esta magnitud y lamentablemente no todos han estado a la altura de las circunstancias. Destaca el caso de Estado Unidos, que ha sido una de los países más afectados por esta crisis de salud pública, hecho que no ha podido ser ocultado, mucho menos en un periodo electoral, y que ha dejado a la luz un resultado de gestión desastroso, con más de 230 mil fallecidos a causa del Covid y millones de contagiados. A esto se le ha sumado el errático comportamiento de Trump, quien decidió restarle importancia a la enfermedad, dinamitó la confianza en la comunidad científica y mantiene hasta hoy una constante lucha por mantener su “capital político”, sin importar las consecuencias. Ni siquiera enfermar de Coronavirus fue señal suficiente para hacerlo recalibrar su estrategia.

El electorado norteamericano es, en el fondo, pragmático y encuentra en las acciones temerarias e inestables de Trump una seria amenaza a su bienestar personal. La Pandemia fue una prueba no superada, resultado que quizás era de esperarse al tratarse de la gestión de un líder populista sin mayor objetivo que su trascendencia personal. Salir de este apuro requiere de mucho aplomo y de una gran capacidad de compresión, con soluciones tan complejas como el problema que se vive.

Por lo que el escenario próximo lo podemos describir de la siguiente forma, la elección entra ya en su periodo final, incluso más de 5 millones de personas ya han emitido su voto a la fecha, y las proyecciones pronostican más de 150 millones de personas que emitan su voto, con lo que se rompería los records de participación. Los escenarios computados con las encuestas nacionales y estatales pronostican un 91% de probabilidades de que Joe Biden se lleve el colegio electoral y 99% de ganar el voto popular. Las casas de apuestas tienen hoy por arriba del 60% las probabilidades de una victoria de la formula demócrata. Es a partir del 27 -29 de septiembre que la elección se empezó a “abrir” hasta darle hoy una ventaja de 10% a Joe Biden. Aun así la carrera presenta resultados cerrados en estados como Florida (5%) y Ohio (2%) que ofrecen una ventaja para Biden pero estrecha. Mención especial del estado de Ohio, ya que ningún candidato Republicano ha ganado la Presidencia sin ganarlo.

En ese escenario Trump ha decidió ejecutar sus “propias jugadas”  con una estrategia masiva de comunicación en redes sociales y en Fox News donde ha aparecido casi de forma permanente, criticando e insultando a sus contrincantes demócratas. Sus mensajes erráticos, no median prudencia. Trump se ha convertido en un “león enjaulado” en la Casa Blanca, porque no termina de cumplir con los protocolos de aislamiento por ser portador de virus. Esto lo convierte en un actor político de cuidado en un ambiente tenso por la pandemia, la crisis económica, la aparición de grupos extremista de derecha. Esto último preocupante, ya que en la semana el FBI anunció la detención de una milicia civil acusada de planear el secuestro de la Gobernadora y la toma del capitolio de Michigan con el objetivo de iniciar una “guerra civil”. Lo anterior más la percibida polarización social y el rechazo de Trump de aceptar los resultados, ponen a prueba a las instituciones y a la democracia en nuestro país vecino.  Largo camino al 3 de noviembre.

Víctor Remigio Martínez Cantú es maestro en políticas públicas y candidato a doctor en Desarrollo Regional.

Remmy Martínez

Remmy Martínez

Víctor Remigio Martínez Cantú es maestro en políticas públicas y candidato a doctor en Desarrollo Regional en El Colegio de Sonora.

Lee también

Comentarios

Commentarios