Economía

Nuevo etiquetado: Entre la informalidad y las sanciones

Empresas buscan reemplazar productos de sus inventarios por nuevos productos con el nuevo etiquetado solicitados por las autoridades de salud, esto implica grandes pérdidas para distintos sectores empresariales

Entre sanciones y salidas del sector empresarial se encuentra el nuevo etiquetado de alimentos Foto por Thomas B. vía Pixabay

EL día de hoy la Cámara Nacional de la industria de la Transformación (CANACINTRA) reveló que hay dos importantes empresas encabezando el impulso del nuevo etiquetado en el país: La firma mexicana Oxxo y la estadounidense Walmart, que buscan reemplazar todo su inventario afectado por esta nueva medida impulsada por las autoridades en Salud antes de que se cumpla el periodo de gracia otorgado para su implementación, que inicia su primera fase con la entrada del mes de octubre y pone el límite el 30 de noviembre.

Con empresas de productoras nacionales e internacionales corriendo contra el reloj para la liquidación de su inventario previo al nuevo etiquetado y la necesidad por reemplazarlo por productos apegados a la norma a la brevedad posible, la presión sobre el sector empresarial ha aumentado considerablemente en el mes de septiembre, con algunas estimaciones sosteniendo que un valor de hasta cinco millones de productos, o 20 millones de pesos, podrían permanecer sin venderse a la llegada de la fecha límite, así anunció la CANACINTRA por medio de su presidente Enoch Castellanos.

Según ha informado el líder empresarial, la entrada apresurada en vigor de la NOM 051, como se conoce la iniciativa del nuevo etiquetado, podría suponer para muchos micro y pequeños productores la necesidad de ingresar al sector informal al no poder cumplir con los plazos emitidos por el Gobierno.

Según informa la CANACINTRA, hasta 20 empresas fabricantes de productos alimenticios por el momento han optado por dejar de trabajar con la Asociación Mexicana de Etiquetado, Etiquetado Nutrimental, Capacitación y Emprendimiento (AMEENCE) debido a la imposibilidad de implementar el nuevo etiquetado debido a los costos adicionales que supone para sus operaciones.

Con información de El Economista

Lee también

// aca van los comentarios vite