Michel, el enfermero joven que ha salvado vidas Covid en Hermosillo

Sociedad

Michel, el enfermero joven que ha salvado vidas Covid en Hermosillo

Michel actualmente labora en la zona Covid en el Hospital General del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), número 2 en Hermosillo, donde hasta la fecha ha logrado salvar gran cantidad de vida junto con sus compañeros de turno nocturno durante la epidemia.

Hoy, 6 de enero se celebra en México a los enfermeros gracias a que el doctor José Castro Villagrana, estableciera en 1931 que se les reconociera por su labor, pues así como el resto del personal de salud, los enfermeros son tan importantes dentro del Sistema de Salud, sobre todo en una emergencia sanitaria, la cual se derivó por un virus llamado Covid-19.

De acuerdo con datos proporcionados por el titular de la Secretaría de Salud, Enrique Clausen Iberri y por el epidemiólogo, Gerardo Álvarez Hernández, a la fecha, 70 trabajadores de la salud han perdido la vida a consecuencia de dicha enfermedad.

Incluso, la Institución de Salud registró hasta octubre de 2020 que murieron en la lucha contra el Covid-19, 16 trabajadores del área de enfermería y en ese entonces se contabilizó que 2 mil 269 enfermeras y enfermeros enfermaron.

Las enfermeras y los enfermeros han sacrificado su vida durante esta pandemia, la cual ha cobrado la vida de 4 mil 88 sonorenses hasta este martes 5 de enero de 2021. Tal es el caso del enfermero Michel René Gastelum López, quien con tan solo 27 años ha puesto en riesgo su vida desde que inició esta emergencia sanitaria.

Michel actualmente labora en la zona Covid en el Hospital General del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), número 2 en Hermosillo, donde hasta la fecha ha logrado salvar gran cantidad de vida junto con sus compañeros de turno nocturno durante la epidemia.

“Cuando iniciamos la pandemia se suponía que no íbamos a estar atendiendo a pacientes Covid porque todos se referían en el Hospital de la 14, pero con el paso del tiempo se llenó y por eso nosotros empezamos a atenderlos, pero solamente eran siete camas y muy poco personal, por lo que los turnos eran de 12 horas y sólo éramos un médico y un enfermero”, recordó.

El padre de dos menores de edad menciona que mayo, junio y julio fueron los meses más difíciles laborando, ya que acudía al hospital de 9:00 a 7:00 de la mañana todos los días, pero además no podía salir a tomar agua o al baño y encima tenía que soportar durante 12 horas sin descanso la ansiedad y desesperación que le generaba el traje de protección.

 “El uniforme genera mucha ansiedad, desespera bastante porque no podemos ni siquiera salir, hacer nada, solo estar con el paciente y de hecho tomábamos agua antes de entrar para rendir. Usamos goggles especiales, cubrebocas, mascarillas, cubrezapatos y overoles”, dijo.

Michel relata que aparte de los problemas que generaban el uniforme y las largas jornadas de trabajo, también hubo escasez en insumos porque todo el material laboral fue proporcionado inicialmente para el personal de salud en Obregón y zonas aledañas para atender a pacientes con Covid-19

“Nos quedamos sin insumos un tiempo, creyeron que allá se iba a tener más trabajo y resultó que no, fue acá en Hermosillo. Incluso mis compañeros y yo tuvimos que comprar nuestro propio material y todo era desechable; desde mascarillas hasta goggles, overoles, cubrezapatos. Gasté alrededor de 6 mil pesos en el uniforme de protección. Pero también teníamos el problema de que la Secretaría de Salud no quería contratar a más personal porque pensaban que los hospitales no iban a colapsar y por eso trabajábamos muchas horas”, precisó.

DISCRIMINACIÓN

El profesionista aseguró que en ningún momento recibió algún trato discriminatorio, pero sí algunos de sus compañeros, como una enfermera del IMSS que, al salir de un Oxxo fue dañada por una señora de la tercera edad, misma que fue demandada por tentativa de homicidio, ya que le echó agua con cloro en su rostro.

“A ella le hicieron una cirugía y al parecer se quedará sin vista. A mí no me discriminaron, pero sí hubo muchos tratos malos hacia los trabajadores. Otro ejemplo es que algunos compañeros cuando querían pedir taxi al salir del hospital, no los querían subir y tenían que caminar varias cuadras”, expresó.

A pesar del miedo, incertidumbre y cansancio que le ha generado la pandemia, Michel disfruta cada día su profesión, pues considera que estudió una carrera bastante buena porque ayuda a las personas a sobrellevar o salir delante de una enfermedad nueva que la han padecido más de 9 mil 910 derechohabientes del IMSS en Sonora.

Por último, hizo un llamado a la ciudadanía a seguir cumpliendo con las medidas sanitarias, a fin de erradicar la propagación del virus y así evitar más defunciones en el estado.

Lee también

Comentarios

Commentarios