México investiga casos de mujeres migrantes esterilizadas por Estados Unidos

Miembros del Congreso de Estados Unidos se unen a la Secretaría de Relaciones Exteriores para que se esclarezcan las acusaciones de histerectomías forzadas por parte de autoridades migratorias sobre mujeres mexicanas

Centro de detención de ICE

De confirmarse las acusaciones de esterilización forzada en los centros de ICE sería solo una en la larga lista de violaciones a los derechos humanos que carga la dependencia de Estados Unidos - Foto: AP

La Secretaría de Relaciones Exteriores, por medio de sus consulados de México en los Estados Unidos se pronunciaron para exigir a las autoridades del país aclarar las acusaciones que han surgido de mujeres migrantes sobre presuntos abusos en los centro de detención del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (Immigration and Customs Enforcement, ICE) en su territorio, en las que además de ignorar las medidas de prevención del COVID-19 dentro de estas instalaciones se les ha señalado por practicar histerectomías no autorizadas sobre muchas de ellas.

Las acusaciones surgieron a partir del testimonio de una de las enfermeras que supuestamente laboraba en uno de los centros de detención en el condado de Irwin, estado de Georgia, que es operado por una de las muchas firmas privadas de prisiones que mantienen este tipo de instalaciones en Estados Unidos, recibiendo millones de dólares al año, LaSalle Corrections. La mujer, identificada como Dawn Wooten, acusa que de manera injustificada se sometió por lo menos a 17 mujeres migrantes a la extirpación total o parcial del útero a través de un ginecólogo particular durante los últimos meses de 2019.

La organización que presentó la denuncia original a nombre de Wooten, Project South, dedicada a la defensa de los migrantes, mantiene contacto con las autoridades mexicanas para investigar los hechos, los cuales han sido declarados como “acusaciones anónimas y no comprobadas” por ICE hasta este momento. Mientras tanto varios miembros del Congreso de Estados Unidos han legitimado las demandas y expresado su repudio ante la posible violación de los derechos humanos ocurrida en Georgia.

Tanto el consulado mexicano como el 173 congresistas estadounidenses presionan al Departamento de Seguridad Nacional (Department of Homeland Security, DHS) a iniciar una investigación de los hechos para obtener información de las posibles afectaciones sobre las mujeres migrantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *