Los escenarios post-pandemia: responsabilidad de todos

COVID-19

Los escenarios post-pandemia: responsabilidad de todos

Los efectos del Covid-19 aún no se dimensionan en todo su esplendor, lo que es seguro es que va a cambiar la cotidianidad del mundo y aún nos queda un largo trecho de viaje con el nuevo coronavirus.

Se completa el esquema en trabajadores de primera línea contra la pandemia del Hospital Chávez. Foto: Especial.

El discurso de la pandemia está centrado en el futuro inmediato: aplanar la curva, mitigar la exponencialidad del contagio y no colapsar los sistemas médicos. El diálogo paralelo está centrado en el impacto económico; sin embargo, en materia de salubridad aún queda un largo camino por recorrer para sobreponernos del Covid-19.

La revista internacional Science Magazine publicó un exhaustivo estudio hecho por especialistas de la Universidad de Harvard y titulado ‘ Proyectando las dinámicas de transmisión del SARS-CoV-2 a través del período post pandemia’; donde a través de estimaciones matemáticas existen distintos escenarios acerca del tiempo que tendrá que pasar entre el aislamiento y el levantar las restricciones sanitarias.

El biólogo molecular, Daniel Juárez Torres, explica que estos escenarios que se dan bajo la premisa de la vacuna cubra en este 2021.

“Si no tenemos una inmunidad permanente se pueden presentar las siguientes variantes: con una inmunidad corta, de unas 40 semanas, similar a los resfriados comune, podríamos tener períodos anuales de brotes asociados a SARS-CoV-2. Mientras que si se llega a establecer una inmunidad más prolongada, de dos años, aproximadamente, los brotes serían cada 2 años”.

biólogo molecular, Daniel Juárez Torres
Imagen ilustrativa.
Imagen ilustrativa.

Otro de los escenarios se analiza dependiendo de la variación por estación del año, donde los períodos de baja transmisibilidad, como podría ser el verano, presenten brotes recurrentes. Según estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las olas de las pandemias suelen ser mucho más violentas que los primeros brotes debido a que se deja muy lastimado el sector de salud de los países afectados y una población sin inmunidad de rebaño.


Sobre la posibilidad de que se logre generar dicha inmunidad de rebaño, señala Juárez Torres, el virus podría desaparecer en un período de cinco años y a la par, si se logra una inmunidad cruzada, es decir, desarrollar anticuerpos contra otro tipos de virus, por arriba del 70 por ciento, se podría inhibir los virus causantes del resfriado común.

“En cambio, si el SARS-CoV-2 tiene una inmunidad de al menos 2 años, una inmunidad cruzada media de 30 por ciento contra los virus del resfriado común, la reaparición del primero podría ser en el 2024”.

biólogo molecular, Daniel Juárez Torres


Respecto a las medidas de distanciamiento social, se puede destacar que implementarlas reduce el número de casos pero que una vez que se relajan dichas medidas el número de casos se vuelve a incrementar.

El distanciamiento, un nuevo paradigma social

Hugo López-Gatell dijo que se está monitoreando el porcentaje de positividad del virus
México se mantiene como uno de los países más afectados por la pandemia del Covid.

Las medidas de distanciamiento social en el mundo han ido configurando un nuevo modelo de sociabilidad que quizás llegaron para quedarse: los tiempos de generación de una vacuna, según el laboratorio farmacéutico Inovio, puede tardar de 8 a 14 meses, obligan a seguir insistiendo en las medidas de contención social, aunque de forma episódica.

“Interesantemente un período prolongado de distanciamiento social,podría conllevar a un efecto similar a donde no se implemente ninguna de esas medidas. Probablemente a que no se genera ninguna inmunidad comunitaria (y recordando que este artículo no considera el uso de estrategias farmacológicas o una vacuna). Pareciera entonces, que una medida más segura es hacer medidas de distanciamiento por intervalos (para lograr aplanar la curva cada que existe un brote). Este panorama sería para el caso donde la infección no dependa de la estación del año”.

biólogo molecular, Daniel Juárez Torres

Por otra parte, períodos intermitentes de distanciamiento social ayudaría a que las instalaciones de atención médica se saturen. Este mismo efecto y dada la capacidad de atención, podría conllevar a que nos mantengamos en este ir y venir de cierre-apertura hasta por lo menos el 2022.

“En el caso donde la infección ocurra de acuerdo a una época del año, otoño-invierno, por ejemplo, prevenir la dispersión durante el verano podría aplanar la curva de la epidemia, pero a la vez incrementaría la densidad de la población susceptible a ser infectada durante el siguiente período de brote, generando una ola de infección durante el otoño. Hacer medidas de mitigación con mucha anticipación, tampoco asegura que los hospitales no se saturen”.

biólogo molecular, Daniel Juárez Torres

El escenario ideal es si se incrementa la atención médica permitiría que las medidas de restricción se relajen, permitiendo que se agilice la inmunidad de la población y por ende que la epidemia dure menos. Con esto en mente se proyecta que la epidemia concluya en 2022 y las medidas de distanciamiento se empiecen a relajar a mediados de 2021.


Lee también

Comentarios

Commentarios