Lo que México puede aprender de Canadá en la legalización de la marihuana

México

Lo que México puede aprender de Canadá en la legalización de la marihuana

Con dos años de ventaja sobre México, las lecciones dejadas por la legalización de la marihuana en Canadá podrían evitar tropiezos en la nueva regulación mexicana.

Planta de marihuana

Canadá lleva dos años de ventaja frente a México en la legalización y el mercado de marihuana, pero el camino ha dejado lecciones que el país podría aprender. Foto: Pixabay

Con la aprobación del dictamen para la creación de la Ley Federal para la Regulación del Cannabis por el pleno del Senado el día de ayer, la legalización de la marihuana en México parecería estar más cerca que nunca, quedando solamente el paso de esta iniciativa por la Cámara de Diputados para que los mexicanos puedan consumir, comprar, vender y producir productos derivados de esta planta de forma legal.

Aún con esto, la aprobación de esta ley genera también cuestionamientos, no solo de aquellos que se han manifestado en contra, sino de quienes están a favor pero cuestionan las posibles implicaciones de la legalización, especialmente en el ámbito social y económico. Afortunadamente México no el único país en emprender medidas para legalizar la marihuana, con el vecino del norte y tercera parte del T-MEC, Canadá, teniendo dos años de ventaja en el mercado y en la regulación de esta droga, que fue aprobada en 2018 y a ido dejando lecciones que pueden ser utilizadas para evitar tropiezos en el proceso emprendido en nuestro país.

De gobierno y el mercado

La legalización del consumo de cannabis en Canadá se realizó bajo motivos y argumentos muy similares a los que imperaron en la cámara de Senadores el día de ayer, mantener la hierba “fuera de las manos de los jóvenes y el dinero fuera de las manos de los criminales”, además de la protección a la salud y la reducción de los crímenes asociados con la droga. La legislación que despenalizaba el consumo, al igual que en México, vino acompañada de fuertes regulaciones por parte del gobierno que creó un mercado que por momentos no fue capaz de competir con la ilegalidad.

Estas regulaciones, acompañadas de las dificultades para abrir nuevos centros de venta de productos del cannabis llevó a un desabasto del mercado legal, con provincias como Ontario, con 13.5 millones de habitantes, teniendo poco más de 40 tiendas autorizadas.

Mientras los precios de la marihuana obtenida legalmente se vieron afectados por fuertes impuestos, la marihuana ilegal continuaba vendiéndose a la mitad del precio que en las tiendas autorizadas, esto regulaciones que incrementaban significativamente el costo para los productores.

En este sentido, las autoridades mexicanas deberán dar seguimiento cercano a los impactos de la regulación en el mercado con el propósito de mantener las vías legales más convenientes y productivas que la ilegalidad que se busca combatir.

Amnistía

Analistas internacionales expertos en la materia han expresado preocupación por los vestigios de la criminalización previa al estado legal del consumo de mariguana, con usuarios y productores manteniendo récords criminales que afectan las oportunidades de encontrar trabajos y realizar viajes al extranjero.

A pesar de que el país ha iniciado programas de perdón para delitos relacionados con el cannabis, personas que fueron apresadas por estas causas continúan en la mayoría de los casos con una mancha en su historial debido a las dificultades de realizar este proceso.

En México, donde los penales presentan grandes poblaciones por crímenes relacionados con el cannabis y la guerra contra el narco ha dejado fuertes estigmas contra la droga y sus consumidores, el gobierno enfrenta el reto de promover un programa de amnistía efectivo que permita la reintegración plena a la sociedad de aquellos que han incurrido en delitos relacionados con las actividades que podrían pasar a estar dentro de la legalidad próximamente.

Lee también

Comentarios

Commentarios