Las pitayas regresan para conquistar el paladar de los hermosillenses

Sonora

Las pitayas regresan para conquistar el paladar de los hermosillenses

El uso de la pitaya se ha diversificado a lo largo de la última década, además que se incluye en dieta rica en vitaminas.

Pitaya

Vendedora de pitayas en Hermosillo. Foto: Denisse Olivas.

La pitaya es la fruta de temporada más esperada por los sonorenses, por su dulce e inigualable sabor que puede ser consumido de manera directa o para realizar postres fríos como nieve, raspados y gelatinas.  

Esta fruta exótica con pulpa de color rojo sangre y con pequeñas semillas negras, Sonora es uno de los pocos estados donde se da y crece durante los meses de mayo y agosto.

La también conocida como ‘joya del desierto’, es producto de una cactácea llamada pitayo dulce, misma que crece de manera silvestre en el monte y  zonas poco pobladas del estado.

Al ser un producto orgánico y muy solicitado por la población, algunas personas, sobre todo de poblados cercanos a esta capital,  las cortan y las comercializan en las diferentes zonas comerciales.

Los hermosillenses saben que en junio, encontrarán las pitayas a la venta en las banquetas y comercios de la capital. Foto: Denisse Olivas.

Tal es el caso de Leticia Moreno, quien el pasado martes llegó junto a otras mujeres provenientes de Carbó, para vender por fuera del Mercado Municipal, las primeras pitayas de la temporada. 

La mujer explicó que tiene más de 15 años dedicándose a esta labor, la cual le ha ayudado como otra fuente de ingresos para sostener a su familia, para comprar comida, y pagar renta.  

Te puede interesar: CALOR INTENSO EN SONORA: LA TEMPERATURA MÁXIMA SERÁ DE 45 GRADOS

La madre de familia indicó que debido al clima frío que se tenía todavía hasta el mes de mayo en Carbó, la pitaya  tardó en madurar, lo que provocó que este año un retraso de 20 días comparado con los  anteriores.

“Teníamos dos años viniendo desde el 18 de mayo hasta en agosto, pero ahora ha tardado mucho, ha estado helado en el pueblo, está heladito y la pitaya es del calor pero con la lluvia sale muy bonito”, dijo.

Leticia Moreno. Vendedora de pitayas originaria de Carbó.

Leticia destacó que en dos horas  se les acaban las dos medias cubetas que lleva y  confió que la venta  siga igual como hasta ahora.La pitaya contiene propiedades nutrimentales en contenido de vitaminas C, B (B1 o tiamina, B3 o niacina y B2 o riboflavina), potasio, hierro, calcio y fósforo, además de ser bajas en calorías y de ayudar a la digestión por ser ricas en fibra.

Con información de: Denisse Olivas / Diario Valor.

Lee también

Comentarios

Commentarios