Hablemos del pin parental

Sociedad

Hablemos del pin parental

El pin parental, una iniciativa surgida en España desde grupos ultraconservadores ha ido ganando adeptos en México

México comienza a introducir nuevo plan Pin parental en su educacion. Imagen: López-Dóriga digital

En las últimas semanas, en México, y concretamente en Aguascaliente y Nuevo León, se ha venido discutiendo la idea de un pin parental. Esto, cuestionado por cientos de organizaciones civiles y defensoras de los Derechos Humanos, sería un retroceso educativo y en los triunfos del laicismo y los sistemas educativos democráticos. El debate se ha centrado en un cuestión más moralina que científica y ha destapado varios razonamientos en extremo riesgosos.

¿Qué es?

El pin parental esuna herramienta que permitiría a las familias decidir si su hijos reciben educación en materias sensibles como la sexualidad y la igualdad y ha desatado recientemente una polémica en México y ya se debate en varios de sus estados.

La Unión de Padres de Familia emitió una opinión al respecto: “No estamos en contra de la educación sexual, pero hay padres que no estamos de acuerdo que liberalicen la sexualidad de nuestros hijos sin consecuencias jurídicas para nadie, el Estado debe respetarnos ese derecho”

¿Cómo funcionaría?

El pin parental es una herramienta que emula la función de un código o contraseña para proteger un dispositivo de forma que solo las personas autorizadas puedan acceder a la información, pero en este caso es aplicado a la educación. A finales de mayo pasado, una iniciativa de reforma a la Ley de Educación del estado mexicano de Nuevo León abrió la puerta a la adopción de esta herramienta, la cual ahora también se discute en el central estado de Aguascalientes.

La propuesta es que se reforme el Artículo 3 de la Ley estatal de Educación, para que los padres tengan la facultad de decidir sobre la educación de sus hijos, de manera parecida al pin parental propuesto en España por la formación política ultraconservadora Vox pero calificado por el Gobierno, la mayoría de los partidos y la comunidad educativa como “censura educativa”,

La propuesta es controvertida ya que estipula que los planteles educativos deben contar con aprobación previa de los padres de familia o tutores legales de los estudiantes para impartir clases que sean “ética y moralmente controvertidas”.

Adultocracia e hijos como propiedad

El problema de esta propuesta es que este pin podría ser aplicado a cualquier tipo de contenido y no requiere que padres justifiquen razones. Además, hay una lógica donde los hijos son un mero objeto de propiedad sin capacidad de razonar por sí mismos. Uno de los fundamentos de la educación pública es dar pensamiento crítico, y para eso, es abordar una educación desde diferentes perspectivas. El pin parental sería un sesgo de información que va ligado a la moralidad y sistema de valores específico de cada familia.

Respuesta del gobierno

La respuesta del Gobierno mexicano ha sido tajante: el pin parental está fuera de la ley. “Es inconstitucional y viola los derechos humanos de la niñez”. El Gobierno mexicano informó en un boletín que se enviará a los Congresos locales de los 32 estados del país un documento de análisis que expone los criterios jurídicos vigentes sobre la educación laica regida por el Estado mexicano.

También expondrá las referencias a los tratados y convenciones internacionales firmados y ratificados por México que defienden el derecho a la educación de niñas, niños y adolescentes y su dignidad intrínseca como sujetos de derecho.

Lee también

Comentarios

Commentarios