Grandes escritores olvidados

Cultura

Grandes escritores olvidados

La fama es un ente caprichoso. No a todos les llega. Caprichoso e injusto. El reconocimiento les ha sido esquivo […]

Escritores que no son mediáticamente conocidos pero que dejaron un legado inconmensurable.

La fama es un ente caprichoso. No a todos les llega. Caprichoso e injusto. El reconocimiento les ha sido esquivo y sus obras se han quedado en un nicho oculto al mundo.

Alexander Trocci

Uno de los escritores más influyentes de la época beatnik que, sin embargo, no tiene los reflectores. Tocci tenía esa prosa descarnada, brutal, realista y profundamente nihilista que alcanzó su cima en “El libro de Caín”, una crónica maravilloso de la contracultura norteamericana de los años 60’s.

Nawal El Saadawi

Si nos fijamos en ejemplos como el Nobel de Literatura, comprobaremos que a pesar de la universalidad que pregona el comité sueco, tan solo 4 escritores africanos han sido condecorados con este premio durante los últimos 115 años. Una prueba más del olvido al que Occidente ha sometido a la literatura africana durante todo el siglo XX, especialmente en lo que respecta a sus escritoras, siendo Chimamanda Ngozi Adichie, Nadine Gordimer o Mariama Bâ, la primera mujer senegalesa que habló abiertamente de la poligamia en su obra Mi carta más larga, algunas de las excepciones que consiguieron trascender más allá de sus fronteras. Atrás quedaron otras autoras  como la egipcia Nawal El Saadawai, cuya mayor obra, Mujer en punto cero, habla de las penurias del sexo femenino en  un país donde el 93% de sus mujeres confesaron haber sido violadas alguna vez en su vida.

Joao Rosa

A pesar de ser considerado como  el mayor escritor de toda América Latina a principios de los 60, João  Rosa (foto de encabezamiento) quedó en el olvido una vez su mayor obra, Gran sertón: veredas, dejó de ser imprimida en su versión traducida al inglés. Según muchos, la pésima traducción tuvo parte de culpa, debido en gran parte al hecho de que Guimarães  plasmó en la obra parte del lenguaje propio de las gentes del sertón, zona desértica del noreste de Brasil donde trabajó como médico durante varios años. Caracterizado por una prosa mágica y característica, el conocido como «Ulises brasileño» abarca la relación del hombre con su entorno y sus propios demonios.

Albert Cossery

Escritor egipcio radicado en Francia, murió en 2008 a los 94 años. Los últimos días de su vida los pasó en un cuarto del hotel La Louisiane, en París, acompañado solo de una cama, un televisor y una nevera. Ahí vivió 63 años desde 1945. En todo ese tiempo vivió con el menor número de bienes materiales.

Solía escribir un libro cada diez años y dos frases por semana. Pero eso no era un simple capricho. Cossery conocía el valor de las palabras y gracias a esto concibió obras tildadas como magníficas. Fue amigo de Albert CamusHenry Miller y Jean Paul Sartre, quien a diferencia de ellos, no obtuvo tales reconocimientos.

Lee también

Comentarios

Commentarios