Giran orden de Aprehensión contra presidente de Cruz Azul

La FGR emitió una orden de aprehensión en contra del presidente y otros directivos.

Por delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita

Por delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita - Imagen Cortesía

Por delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, la Fiscalía General de la República (FGR), emitió una orden de aprehensión en contra del presidente de la Cooperativa La Cruz Azul S.C.L, Guillermo Héctor Álvarez Cuevas.

La orden de aprehensión fue concedida por un juez de control del Centro de Justicia Penal Federal de Almoloya de Juárez, con sede en el Penal del Altiplano, donde deberá ser presentado Guillermo “Billy” Álvarez.

Además se ordenó la orden de aprehensión de Mario Sánchez Álvarez, director financiero, de Miguel Eduardo Borrell, director jurídico y de  Víctor Manuel Garcés, exdirector jurídico de la cooperativa.

Destaca también la orden girada en contra de Ángel Martín Junquera Sepúlveda, al que se le señala como asesor jurídico externo de la cooperativa y que es el presidente del Colegio de Abogados de México, quien presuntamente se encargaba de diseñar y coordinar un esquema de empresas fantasma utilizado para el desvío de recursos.

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, detectó operaciones irregulares por $422 millones de pesos desde el 2013, pero la FGR logró acreditar operaciones ilícitas por $114 millones de pesos, desde el 2011.

La UIF indica que desde el 2013, “Billy” Álvarez realizó movimientos a España, Estados Unidos entre otros lugares y adquirió seis inmuebles en Miami, dos en Las Vegas, dos más en Oklahoma y uno en Colorado.

Estas órdenes de aprehensión se han dado a raíz de un trabajo conjunto que ha venido realizando la FGR a través de la Unidad de Investigación en Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, con la Unidad de Inteligencia Financiera y el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

De encontrársele culpable, “Billy” Álvarez estaría sujeto a una pena que va de  20 a  40 años de cárcel, mientras que para el resto de los directivos, serían penas de entre 10 y 20 años, solo por el delito de delincuencia organizada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *