Fallece pionero de la investigación en Sonora

Carlos Enrique Peña Limón cimentó las bases de la investigación científica en el estado, formando a varias generaciones de científicos y contribuyendo a edificar los pilares de la academia en el noroeste de México

“No puede ser un personaje más, es el personaje de la investigación en Sonora”, con esta frase, Ramón Pacheco Aguilar, profesor-investigador emérito del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo A.C. (CIAD), recordó el gran legado que el doctor Carlos Enrique Peña Limón, fundador de este instituto, deja para la entidad ante su sensible fallecimiento.

El doctor Peña Limón nació el 23 de marzo de 1937 en Hermosillo, Sonora; su formación profesional y académica la realizó en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) recibiendo su título como ingeniero químico en el año de 1960.

Continúo su desarrollo profesional e inició su formación como docente en 1965, posteriormente logró el éxito académico y recibió el grado de doctor en ciencias por la Universidad de Wisconsin, en 1970. Por más de cinco décadas se desempeñó como investigador y docente enfocado siempre en la bioquímica de los alimentos

El profesor investigador Ramón Pacheco Aguilar, comenta que el doctor Carlos Peña durante la década de los 60´s fue el fundador en el estado del primer centro de investigación que se encontraba dentro de la Universidad de Sonora (Unison) ahora conocido como ‘Departamento de Investigaciones Científicas y Tecnológicas’ (Dictus).

“Fue esa iniciativa, esa agudeza, esa visión de futuro del doctor Peña lo que sirvió para dar inicio a los primeros bloques de la investigación científica sonorense”

Ramón Pacheco Aguilar, Profesor Investigador Emérito del CIAD.

Legado científico

Posteriormente emprendió la tarea titánica de la fundación del Instituto de Investigaciones y Estudios Superiores del Noroeste (IIESNO), al lado de una decena de jóvenes investigadores y entusiastas en el año de 1977, y tan solo cinco años después se transformó en lo que ahora se conoce como el CIAD, donde dejó huella como el primer Director General de esta institución. 

“El doctor Peña fue el pionero de la investigación científica en este estado, es una persona de trascendencia y de un impacto tremendo en la generación de instituciones de investigación y en la formación de personal de capital humano dedicado actualmente a la investigación, sin el doctor Peña la historia de la investigación de la ciencia en Sonora fuese diferente”

Ramón Pacheco Aguilar, Profesor Investigador Emérito del CIAD.

Así mismo Peña Limón, fue fundador de la primera delegación noroeste del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), aportando todo su expertise  con la finalidad de promover la ciencia en la región.

Cabe mencionar que el estado de Sonora es reconocido a nivel nacional por contar con la mayor infraestructura física  y de capital humano dedicada a la investigación. Actualmente el CIAD cuenta con reconocimiento internacional, pues forma parte del sistema de 27 centros Conacyt dedicados exclusivamente al área de investigación, en el rubro de la alimentación el CIAD en Hermosillo es el más reconocido en México.

En memoria

Amplios son los recuerdos y el legado que el doctor Peña Limón deja en los corazones de todos sus alumnos, amigos y familiares.

Lo recuerdan como una excelente persona, de calidad humana, empática, visionaria y de retos. El actual director general del CIAD, Pablo Wong, expresó que se encuentran en un momento de luto institucional por la pérdida de quien representó la base y fundamento de la institución.

“Yo al doctor Carlos Enrique Peña Limón le llamo el director visionario, porque era una persona  precisamente con una visión sobre la ciencia, la tecnología y la innovación adelantada para su época. Creo que deja un gran legado, deja un semillero de personas interesadas por la ciencia y la tecnología y la investigación, porque él fue el que indujo y promovió este tipo de acciones, el legado es inmenso y no solo para Sonora sino para todo el país en temas de ciencia y tecnología”, comenta.

Pablo Wong, Director General del CIAD.

Por su parte; el también doctor Mauro Valencia Jullierat compartió anécdotas que le tocó vivir al lado del científico sonorense, después de haber sido su alumno en la escuela de Ciencias Químicas en la Universidad de Sonora, y que incluso aportó ideas para la creación del emblemático instituto educativo de investigación que es hoy en día, el CIAD.

“Yo iba a terminar mi postgrado en Arizona, en ese tiempo él estaba negociando con la SEP para la formación de centros, tenía muy buenos contactos. A mi regreso a Sonora, en una ocasión viajamos a Ciudad de México para negociar recursos, la persona con la que nos entrevistamos era un físico muy connotado, y le mostró un artículo que había partido de las primeras investigaciones, y le dijo el doctor Peña; “cuando yo tomo un artículo de otra área y lo entiendo, rápidamente para mí no tiene calidad, si no lo entiendo entonces quiere decir que está complejo y entonces debe de ser bueno”. Y yo le dije; ah cómo eres de ‘enfadoso’, el caso es que le gustaban los retos y tenía una capacidad de negociación enorme”.

Mauro Valencia Jullierat, Profesor Investigador Emérito del CIAD.

Entre risas Valencia Jullierat, compartió que también dijo fueron amigos muy cercanos durante décadas.

El doctor Carlos Enrique Peña Limón falleció el pasado 23 de agosto del 2020 en Hermosillo, Sonora, dejando un gran legado como pionero en la investigación científica de Sonora.

Descanse en paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *