Violencia, la ganadora de la contienda electoral en México

Especiales

Violencia, la ganadora de la contienda electoral en México

Cuando el pasado 13 de mayo se encontraba Abel Murrieta en los cruces de las calles Guerrero y California, en […]

Abel Murrieta

Foto: Alejandra Avalos / Tribuna

Cuando el pasado 13 de mayo se encontraba Abel Murrieta en los cruces de las calles Guerrero y California, en Ciudad Obregón, considerada la cuarta ciudad más peligrosa del mundo, no imaginó ser víctima de la violencia que azota al país y a Sonora. Mientras realizaba actos proselitistas para su campaña por la presidencia de Cajeme recibió 10 disparos de arma de fuego que terminaron con su vida, pues impactaron en distintas partes de su cabeza y torso. 

Su homicidio se convirtió en el número 32 de los candidatos políticos asesinados durante esta contienda electoral. Un día antes, el abanderado de Movimiento Ciudadano (MC) grabó un video donde se comprometió con la ciudadanía a acabar con la delincuencia en el municipio. Su pasado como Procurador de Justicia de Sonora de 2004 al 2012, en los gobiernos de Eduardo Bours y Guillermo Padrés, lo colocaban como uno de los favoritos para ganar el próximo 6 de junio. Su mensaje era claro: se enfrentaría contra los grupos criminales que actualmente se disputan Ciudad Obregón, un ‘plaza’ importante por ser el paso de la droga proveniente de Sinaloa para cruzar hacia Estados Unidos. 

Tras su muerte, cientos de ciudadanos e integrantes de otros partidos exigieron al gobierno federal más seguridad; incluso, en distintas ciudades de Sonora realizaron marchas por la paz, pues su asesintato es solo uno de los problemas que se viven en el estado.  

Clemente Castañeda, dirigente de MC, señaló que el crimen gobierna en Sonora y los elementos de seguridad ciudadana no son los suficientes para hacer frente a esta situación; por ello, responsabilizó al presidente Andrés Manuel López Obrador, a la gobernadora Claudia Pavlovich y al alcalde morenista de Cajeme, Sergio Pablo Mariscal.     

El presidente Andrés Manuel López Obrador en conferencia de prensa señaló que el asesinato del emecista no quedaría impune. Sin embargo, la muerte de Murrieta es solo un reflejo de la grave situación de violencia hacia los candidatos en el país. La consultora Etellekt reportó en su Indicador de Violencia Política en México (IVP) que desde el inicio del proceso electoral 543 actores políticos han sido agredidos; mientras que la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana ha recibido 398 denuncias. Sin embargo, cada día más cerca de los comicios, las cifras aumentan.

Observadores internacionales indicaron que esto se debe a cuatro posibles factores: entre ellos el más claro, el crimen organizado. Los expertos de Estados Unidos y Canadá de ‘The Delian Project’ señalan que los grupos delictivos están detrás de la elección y ven sus intereses estancados con la llegada de otro partido político a su región de operaciones. Por otro lado, el Observatorio Nacional Ciudadano (ONC), menciona que la incidencia del homicidio sociopolítico en una región determinada presenta consecuencias graves en las condiciones de seguridad, pero más importante, dificulta el ejercicio de libertades civiles como la divulgación de información o el de asociación política. 

Opositores lo más atacados 

En esta veda electoral, la cual comenzó el pasado mes de septiembre, la violencia contra los políticos tienen un factor común; el 78 por ciento de los ataques perpetrados contra los aspirantes por un cargo público en los distintos municipios del país son hacia abanderados de partidos opositores a los que gobiernan en las comunidades en donde se llevan a cabo la contienda electoral, según datos de Etellekt. 

Los candidatos priistas son los que han sufrido más ataques y homicidios durante estos comicios, pues representan el 19 por ciento de los casos. Sin embargo, la coalición “Va por México’’, conformada por PRI-PAN-´PRD, posee el 58 por ciento de los asesinatos; mientras que Morena junto con su coalición, apenas suman un 22 por ciento. 

Las entidades federativas con más casos de violencia política son: Veracruz, Guanajuato, Michoacán, San Luis Potosí, Oaxaca, Puebla, Ciudad de México, Guerrero y Estado de México. 

Veracruz es el estado con más asesinatos políticos, pues se han registrado 16 desde el comienzo de la contienda electoral. Mientras que en Oaxaca se reportan 11 y en Guerrero 8 casos. 

Los aspirantes a un cargo público se ven amenazados por delitos como son: intimidación, secuestro, ataques armados y ejecuciones. Al corte de la edición de este texto, en el país se contabilizaron 88 políticos asesinados durante la veda electoral, de los cuales, 34 buscaban un puesto de elección popular.

Por otro lado, se han registrado 26 delitos de privación de la libertad contra los aspirantes. Recientemente, el candidato a la presidencia de Uruapan, Michoacán, Omar Plancarte, fue secuestrado cuando se encontraba en un rancho de su propiedad. A pesar de contar con guaruras, el día de su rapto se encontraba solo, pues ordenó cuidaran a su esposa e hijos, quienes en 2012 fueron secuestrados. A la fecha, el abanderado del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) sigue reportado como desaparecido y la Fiscalía del estado ya abrió una carpeta de investigación tras la denuncia del PVEM. 

Los ataques armados son otra constante. En Acapulco, Guerrero, un grupo armado atacó a balazos el pasado miércoles al candidato del partido Fuerza por México, Jorge Alonso Gutiérrez. El aspirante se dirigía a un mitin de campaña cuando el vehículo donde viajaba fue interceptado; varios sujetos comenzaron a disparar contra la camioneta. Afortunadamente, el político sobrevivió a la emboscada.  

Las consecuencias de estos ataques han hecho que los candidatos dejen de competir en las elecciones electorales. De acuerdo con los registros del periódico REFORMA, al menos 50 aspirantes a un cargo público en distintos municipios del país se han bajado de la contienda por miedo a ser víctimas del crimen organizado. 

El candidato de la alianza ‘Va por Sonora’ para gobernar Hermosillo, Antonio Astiazarán, en entrevista para VALOR precisó que los ataques son una forma de meter miedo a la ciudadanía para no ejercer el voto. “Lo que buscan los asesinos es intimidarnos, y evitar que el voto se convierta nuestra mejor arma para acabar con la impunidad y la violencia. Por eso creo que debemos debatir ideas, y darle a los Ciudadanos la oportunidad de decidir un voto razonado”. 

Por otro lado, el presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Zambrano, acusó al mandatario mexicano de impulsar la violencia hacia los candidatos en esta veda electoral, pues criticó su política de ‘abrazos no balazos’, que el jefe del ejecutivo ha puesto como estrategia de seguridad. 

Y es que AMLO se comprometió a proteger a los candidatos en los comicios; sin embargo, su plan para protegerlos no ha resultado del todo exitosa, pues los últimos días los ataques contra estos son más constantes, y son ya consideradas las segundas elecciones más violentas en los últimos 20 años. No obstante, varios aspirantes de distintos partidos han recibido protección de dicho programa. 

Ataques a emecistas 

En mayo, tres candidatos del partido Movimiento Ciudadano (MC) fueron asesinados en distintos estado del país por grupos armados; el primero de ellos fue Abel Murrieta, en Ciudad Obregón, quien buscaba gobernar la alcaldía de Cajeme, en Sonora. El segundo fue al aspirante en Querétaro por el municipio Landa de Matamoros, Arturo Flores Bautista, quien supuestamente su muerte fue motivada por deudas con narcomenudistas de la zona; la Fiscalía del estado descartó una vinculación directa con la política; y el caso más reciente, Alma Rosa Barragán, quien buscaba ganar la contienda electoral por Moroleón, en Guanajuato. La emecista fue emboscada en su camioneta cuando se dirigía a un mitin en el barrio de La Manguita.  

Tras los hechos, el dirigente del partido, Clemente Castañeda, reprobó los actos de violencia contra los candidatos de MC y exigió al gobierno federal justicia para ellos. “El terrible asesinato de Alma Rosa Barragán es un ejemplo del alarmante nivel de violencia en México. En Movimiento Ciudadano nos negamos a normalizar la crisis de inseguridad y exigimos al Gobierno Federal que garantice protección a las y los candidatos y justicia a las víctimas, no dejaremos de exigir justicia para Alma Rosa Barragán y Abel Murrieta, así como seguridad para todos los candidatos”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador lamentó los hechos acaecidos en su conferencia de prensa. “Es muy lamentable lo de ayer también de esta candidata que fue asesinada. Nuestro pésame a sus familiares. Es una situación lamentable, porque se da en medio del proceso electoral, estamos en vísperas. Y sí es gente que quiere generar inestabilidad, sin duda es delincuencia organizada”. Además,  recordó a la ciudadanía de salir a las urnas a votar el próximo 6 de junio, pues los ataques son una forma de meter miedo a la población. 

“Decirle al pueblo que no debemos atemorizarnos, tenemos que participar y salir a votar. Muchas veces generan estos ambientes para que la gente tenga miedo y no participe, y cuando hay abstención dominan los de la mafia las elecciones, ya sea la mafia de la delincuencia organizada como se le llama, o de la delincuencia de cuello blanco”.

Pero tan solo unas horas después del asesinato de Alma Rosa Barragán, el candidato a edil de Plutarco Elías Calles, René Zubiri, denunció recibir amenazas de muerte para dejar sus aspiraciones políticas. Ante esta situación, el emecista interpuso una denuncia penal ante la Fiscalía de Sonora; asimismo, el partido exigió a las autoridades garantizar la seguridad de los aspirantes a un cargo público en el estado. 

El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, durante la semana pidió a los ciudadanos salir a votar el próximo 6 de junio para ejercer el derecho al voto; asimismo guardó un minuto de silencio por los políticos que fueron víctimas de la violencia que azota al país durante las elecciones más grandes de la historia.

“Lamentamos todos los crímenes ocurridos y cada una de las amenazas, ataques y acciones de violencia e intimidación que irrumpen en los comicios, con fines detestables, como son el de crear zozobra, cerrarle el paso a candidato o candidata y sustituir el diálogo a través de la imposición de la fuerza”, señaló.

Por otro lado, observadores de la Organización de los Estados Americanos (OEA) señalaron su preocupación por la violencia electoral en México, pues aseguraron no va esta de la mano con la democracia. Sin embargo, el presidente mexicano, sin embargo, calificó de amarillista y sensacionalista el manejo de la violencia electoral durante estos comicios por parte de la prensa.

“Se complica porque se trata de una contienda política, hay intereses y también los medios de información, no todos desde luego, con el afán de enrarecer el ambiente”, señaló el mandatario.

Con información de: Miguel Escobar / Diario VALOR.

Lee también

Comentarios

Commentarios