Rosa Isela Rodríguez, una nueva titular con las manos atadas

México

Rosa Isela Rodríguez, una nueva titular con las manos atadas

Rosa Isela Rodríguez, quien asumirá la titularidad de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana luego de la renuncia de […]

Rosa Isela Rodríguez.

Rosa Isela Rodríguez, próxima titularidad de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana. Archivo.

Rosa Isela Rodríguez, quien asumirá la titularidad de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana luego de la renuncia de Alfonso Durazo, es una figura cercana y leal al presidente López Obrador y la Cuarta Transformación, así lo explicó Carlos Rubio Pimienta.

En entrevista exclusiva para Diario VALOR, el gerente de Riesgo Político de Integralia Consultores señaló que, si bien es cierto, Rosa Isela es una mujer preparada y que entiende del tema de seguridad, difícilmente se dará un cambio significativo en la estrategia, pues es muy probable que se mantenga en la línea del presidente, tal como lo hizo Durazo Montaño.

Carlos Rubio Pimienta, gerente de Riesgo Político de Integralia Consultores.

“A pesar de que tiene un perfil técnico y que tiene conocimiento en la materia, lo más probable es que siga con la línea que ha marcado al presidente López Obrador que básicamente es la línea de permitir que las fuerzas armadas se vayan ocupando cada vez más de la agenda de seguridad pública. En ese sentido yo creo que Rosa Isela va a tener una capacidad muy limitada de implementar una agenda propia y que más bien van a seguir siendo las fuerzas armadas las que dicten la agenda”-

Carlos Rubio Pimienta, gerente de Riesgo Político de Integralia Consultores.

Una Secretaría muy dañada

Rubio Pimienta detalla que, luego de la salida de Alfonso Durazo, lo que queda es una Secretaría muy debilitada, reducida en facultades y presupuesto y con una capacidad limitada para implementar una estrategia que realmente pudiera dar resultados en materia de seguridad.

“No importa tanto quién quede al frente sino más bien el problema es estructural de la misma secretaría; le han quitado tantas facultades que ya se encarga de una lista muy limitada de responsabilidades”.

Carlos Rubio Pimienta, gerente de Riesgo Político de Integralia Consultores.

Y es que, dijo, Alfonso Durazo nunca estuvo interesado en dar buenos resultados como secretario de seguridad, pues la dependencia solo le significó un trampolín para buscar su verdadero interés, contender por la gubernatura de Sonora, de ahí los prácticamente nulos resultados en la estrategia implementada en el país.

“Su paso por la secretaría desde el principio fue temporal y en ese sentido parece que desde el principio decidió no comprometerse a implementar ningún tipo de estrategia de seguridad que pudiera resultar demasiado controversial o que le pudiera perjudicar en sus intereses y en su intención de contender por la gubernatura de Sonora”.

Carlos Rubio Pimienta, gerente de Riesgo Político de Integralia Consultores.

El experto en seguridad de Integralia explica que, en ese desinterés por buscar una verdadera solución al tema de inseguridad que se vive en el país, y con afán de no contradecir la voz presidencial, Durazo Montaño permitió que se diera una creciente militarización de la agenda de seguridad pública en México, donde López Obrador ha ido transfiriendo cada vez más responsabilidades al ejército, desde la administración operativa de la Guardia Nacional hasta otros temas que no tienen que ver necesariamente con seguridad, como la construcción del Aeropuerto de Santa Lucía; los Bancos del Bienestar; administración de Puertos y Aduanas, etc.

“Alfonso Durazo permitió que se fuera disminuyendo, restándole facultades a la Secretaría de Seguridad Pública y también en los últimos años presupuesto”.

Carlos Rubio Pimienta, gerente de Riesgo Político de Integralia Consultores.

Sin resultados que presumir

En las últimas semanas, previo a su renuncia a la Secretaría, Alfonso Durazo informó gratamente que, si bien los índices de homicidio doloso no se han reducido considerablemente, sí lo hicieron otros delitos de alto impacto como es el secuestro, el robo en sus distintas modalidades y la extorsión.

Sin embargo, expertos han señalado que tales resultados no tienen que ver precisamente con la estrategia del gobierno federal, sino más bien con la situación por la que atraviesa el país con la pandemia de COVID-19, que durante los primeros meses del año redujo la movilidad de las personas considerablemente, lo que limitó las oportunidades de delinquir.

Por último, Rubio Pimienta recordó que en un inicio, el hoy ex secretario de seguridad se comprometió a reducir los homicidios dolosos hasta en un 50 por ciento en los primeros tres años, hecho que fue todo lo contrario, pues 2019 fue el año más violento en la historia moderna del país.

“Lo que vemos es que la tasa de homicidios dolosos se ha mantenido relativamente constante, en cerca de 27 homicidios por cada 100 mil habitantes o cerca de 100 homicidios al día. Entonces, estabilizó relativamente la tasa, pero a niveles muy altos y muy por encima de lo que habíamos experimentamos en años previos”.

Carlos Rubio Pimienta, gerente de Riesgo Político de Integralia Consultores.

Lee también

Comentarios

Commentarios