La crisis de agua en Sonora, entre la omisión, corrupción y sequía

Especiales

La crisis de agua en Sonora, entre la omisión, corrupción y sequía

La escasez de agua en todo Sonora, pone a la entidad en un panorama desastroso, que se agudiza por la […]

Sequía

La escasez de agua en todo Sonora, pone a la entidad en un panorama desastroso, que se agudiza por la indiferencia de las autoridades federales para solucionar el conflicto.

La falta de este recurso natural viene acompañado de una grave sequía que azota al 85 por ciento del territorio mexicano, según reveló la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Sin embargo, desde hace años en esta entidad federativa los intereses de mineras, empresas y políticos por poseer este líquido han generado casos de corrupción, contaminación y desigualdad social.

Miles de personas se enfrentan a diario a un enorme desabasto de agua a consecuencia de una histórica sequía que golpea sobre todo el noroeste de México. Edgard Varela, Beatriz Soto y Leonardo Aguilar son tres sonorenses, que a pesar de no conocerse, comparten la misma angustia por esta crisis. 

Edgard Varela y Beatriz Soto viven en la ciudad de Hermosillo; el primero en la colonia Jerez Del Valle y la segunda en López Portillo. Durante marzo de este año tuvieron problemas con el suministro de agua. En las últimas semanas aseguraron que el fluido fue un poco más constante, pero hay días que ni una gota cae de las llaves. 

“Afecta mis actividades que hago durante el día; todos los días me levanto temprano, 4:30 de la mañana, para apartar agua porque tengo que trabajar y cuando llego del trabajo el agua ya se fue otra vez. Y no solo es mi colonia, son muchos vecinos y amigos que viven al norte de la ciudad y es la misma situación. Sin agua todos”. 

Beatriz Soto. Habitante de Hermosillo.

Lo mismo sucede con Edgard, quien dice que hay días enteros sin agua y mantener sus necesidades básicas se volvió todo un lujo.

“Tenemos que apartar tinas con agua o si no comprar garrafones para poder lavar, cocinar, incluso ir al sanitario. Creemos que no, pero cuando hay un día sin agua se vuelve desastroso porque es algo que ignoramos en muchas ocasiones pero siempre nos afecta”

Edgard Varela. Habitante de Hermosillo.

La peor sequía de la historia

Mientras que Edgard y Beatriz enfrentan las consecuencias escasez del agua, Leonardo Aguilar se las arregla en un pequeño rancho ubicado a cincuenta minutos de Ciudad Obregón, en el municipio de Cajeme, por la carretera Hornos-Tesopaco, pues desde septiembre de 2020 vive la misma situación.

Sonora es el segundo estado más afectado por la sequía. En el 80.6 por ciento de su territorio registra condiciones que van de severa a excepcional. En abril el pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional señaló un déficit de lluvia en el estado de hasta un 73 por ciento.  

“No soy el único. Todos los ganaderos tenemos la misma situación y está bien difícil la sequía, a veces lo único que queda es orar al Señor y pedirle un milagro”. Confesó Leonardo que en un grupo de Facebook él junto con otros ganaderos postean a diario la oración para la lluvia y en los comentarios escriben un “amén”.

Héctor Platt Mártinez, presidente de la Unión Ganadera Regional de Sonora, en entrevista para VALOR precisó que esta es la peor sequía que se vive en el estado desde hace 50 años y son los ganaderos como Leonardo Aguilar los que sufren

las consecuencias del mal tiempo. Ante la grave situación solicitaron al gobierno federal una Declaratoria de Emergencia; sin embargo, la respuesta de las autoridades fue que solamente lo pueden hacer ante la escasez de agua para consumo humano en las ciudades.

De agosto de 2020 a marzo de 2021, en Sonora se han registrado la pérdida de alrededor de 300 mil cabezas de ganado debido a las sequías y se teme que para julio lleguen a ser más de 450 mil, según estimó Gustavo Camou, subsecretario de la Secretaría de Ganadería, Recursos Hidráulicos, Pesca y Acuacultura (Sagarhpa).

“El ganadero está desprotegido totalmente. Nosotros estimamos que se va a despoblar de un 40 a un 50 por ciento si es que viene una temporada de lluvia aceptable en el verano para que pueda subsistir el resto del ganado que quede”, comentó Héctor Platt. 

Héctor Platt Martínez. Presidente de la Unión Ganadera Regional de Sonora.

México vive uno de los años más secos en la historia debido a la falta de lluvia en casi todas las regiones. Al 15 de marzo de este año, en el 85 por ciento del territorio mexicano se registró algún grado de sequía, pues durante el primer trimestre de 2021 hubo un déficit del 27 por ciento de lluvias a nivel nacional en comparación con el promedio histórico; Incluso durante febrero en Aguascalientes, Colima, Zacatecas y Michoacán no se reportaron precipitaciones, según indicó el Informe Semanal del Comité Nacional de Grandes Presas.

Corrupción seca a Sonora 

A casi siete años del considerado el peor desastre ecológico en México, los habitantes de las comunidades cercanas al Río Sonora siguen sin recibir justicia por los daños causados por la minera Buenavista Cobre, perteneciente a Grupo México, luego de que esta derramó más de 40 mil metros cúbicos de sulfato de cobre en los ríos Bacanuchi y Sonora. 

Las afectaciones por el incidente al día de hoy siguen presentes. En noviembre de 2020, La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) informó que existen altas concentraciones de arsénico y plomo en el agua que utilizan a diario los habitantes de siete comunidades del Río Sonora; en el 98 por ciento de los lugares donde se realizó el muestreo fueron encontrados estos componentes químicos.  

Tras darse a conocer los resultados, los Comités de Cuenca del Río Sonora difundieron un comunicado en donde mostraron su frustración ante la falta de apoyo por parte de las autoridades.

“A pesar de la evidencia, ni la Cofepris ni las demás dependencias responsables, como la Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios del Estado de Sonora (Coesprisson), la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y las autoridades de los siete municipios, han desarrollado acciones para alertar a la población y menos para dar solución inmediata a esta emergencia sanitaria”. 

Comunicado Comités de Cuenca del Río Sonora.

En su momento, la organización PODER estimó, con base en datos de la  Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sagarpa), al menos  2 mil 519 productores agropecuarios afectados; 5 mil 573 hectáreas agrícolas cultivadas dañadas y alrededor de 72 mil cabezas de ganado bovino perjudicadas.

Una investigación de la periodista Priscila Cárdenas reveló que el incidente pudo evitarse; sin embargo, las autoridades durante 14 años no supervisaron a la minera hasta que el desastre ocurrió. Cinco años después de la contaminación del Río Sonora, Grupo México volvió a cometer un ecocidio en el Mar de Cortés, cuando 3 mil litros de ácido sulfúrico fueron derramados en uno de los ecosistemas con más biodiversidad en el país. 

Las mismas omisiones por parte de las autoridades para supervisar a las mineras sucedieron con la construcción de la presa conocida como ‘El Titanic’, perteneciente al exgobernador Guillermo Padrés y con la que supuestamente abastecía su rancho Pozo Nuevo, ubicado a cinco kilómetros de Bacanuchi. Asimismo, en la propiedad del panista y su familia existían seis perforaciones de pozos de agua que llegaban directamente del Río Sonora.  

En 2015, la Conagua dio un ultimátum al exgobernador para comenzar con la demolición de la presa y de dos pozos dentro de su rancho, pues la institución comprobó que existía retención de aguas federales a pesar de no contar con permiso de construcción sobre el arroyo El Manzanar

Guillermo Padrés también fue acusado de saquear el agua de Río Yaqui tras la construcción del Acueducto Independencia en 2010, con la cual se busca abastecer el suministro en la capital de Sonora. 

En 2013, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) dio su fallo para que una consulta con la tribu, sin embargo, la obra continúo operando de manera irregular. Tras estos hechos, algunos integrantes de la etnia yaquis fueron detenidos y encarcelados acusados de delitos que no cometieron. Actualmente, las autoridades del gobierno acordaron crear el Acueducto Yaqui para abastecer a las comunidades tradicionales. 

Gotas de agua a los sedientos 

El próximo gobernador de Sonora se enfrentará a uno de los problemas más graves en los últimos años después de la crisis sanitaria por el Coronavirus. Sin embargo, durante los debates las propuestas para combatir el desabasto de agua y la sequía siguen siendo escasas, lo que pone a Sonora en un futuro incierto. 

Algunas propuestas de los candidatos para esta crisis son la inversión en infraestructura en el estado para la desalación, la rehabilitación de la red, el saneamiento y reciclaje del agua.

Edgard al igual que Beatriz creen que el próximo alcalde y gobernador deben solucionar este problema, pues no es más un recurso necesario para mantener la limpieza que últimamente a las autoridades les ha dejado de interesar al estar concentradas en las votaciones. 

David Figueroa, candidato de Movimiento Ciudadano para el municipio de Hermosillo, mencionó en entrevista para VALOR que los problemas del agua en la capital se acentúan por el déficit de operación del organismo Agua de Hermosillo, lo que causa que la deuda de proveedores incremente.

“Agua de Hermosillo es ineficiente, por la infraestructura obsoleta o por tomas clandestinas. El Acueducto Independencia otorga el 30 por ciento de agua que la capital requiere. Se debe hacer frente al desafío que representa el abasto para los hermosillenses”. 

David Figueroa Ortega. Candidato Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Hermosillo.

Héctor Platt tiene la esperanza de que el próximo gobernador del estado solucione el conflicto ocasionado por la sequía y dé apoyos al sector ganadero, pues asegura que desde la llegada de la Cuarta Transformación los recursos para la infraestructura desaparecieron. 

“Es la única manera porque esta situación es desesperante y el próximo gobernador deberá gestionar ante el gobierno federal para el sector más marginado. Nunca se había presentado una sequía así y lo agrava más la desaparición de los apoyos”.

Héctor Platt Martínez. Presidente de la Unión Ganadera Regional de Sonora.

Con información de: Miguel Escobar.

Lee también

Comentarios

Commentarios