Hermosillo, la joya de la corona

Especiales

Hermosillo, la joya de la corona

El candidato o la candidata que gobierne Sonora los siguientes 6 años se consagrará en las próximas semanas en las […]

Hermosillo

El candidato o la candidata que gobierne Sonora los siguientes 6 años se consagrará en las próximas semanas en las urnas de la capital, Hermosillo. Los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en 2020 indican que en este municipio habitan más de 936 mil personas, lo que también representan el 29 por ciento de la población a nivel estatal. 

Esto quiere decir que el próximo 6 de junio los sonorenses de esta entidad definirán cuál será el rumbo del estado en las elecciones más grandes de la historia del país. A pesar de que el voto de los municipios del sur (Cajeme, Guaymas y Navojoa) representan el 36 por ciento del sufragio, los candidatos saben que ganar Hermosillo es vital para coronarse.   

Cabe recordar que los candidatos para la gubernatura de Sonora son: Ernesto “Borrego” Gándara, de la coalición ‘Va por Sonora’ (PAN-PRi-PRD); Manuel Scott, de Movimiento Ciudadano (MC), elegido después de la declinación de Ricardo Bours; Rosario Robles Robles, de Fuerza por México; Alfonso Durazo, por Morena; Carlos Zatarain, Partido Encuentro Solidario (PES); y David Cuauhtémoc Galindo, de Redes Sociales Progresistas (RSP). 

Aunque aún nada se define en la contienda electoral, los dos aspirantes con una mayor aprobación y expectativa para llevarse el triunfo son Ernesto Gándara y Alfonso Durazo, de acuerdo con datos de distintas encuestas consultadas. 

Ernesto Gándara Camou se muestra como uno de los candidatos más fuertes para gobernar Sonora, pues fue alcalde de Hermosillo, al igual que su padre, durante 2006 y 2009. Asimismo, fungió como senador del estado de 2012 a 2018. Una encuesta realizada por ‘Latinus’ y ‘Reforma’, muestran que el político tiene una mejor aprobación que el exsecretario de seguridad en distintos rubros, por ejemplo en: conocer mejor los problemas de la entidad, ser más cercano a la gente, mejor manejo de la economía y que ha hecho más por los sonorenses. Sin embargo, el de Bavispe superó únicamente al “Borrego” en combatir al crimen organizado, un tema que hoy día preocupa a un gran sector de la población.

Mientras que Alfonso Durazo tiene una carrera política hecha fuera de la entidad. El morenista fue secretario de seguridad y protección ciudadana con el gobierno actual y durante su carrera política ha militado en cuatro partidos políticos distintos: PRI, PAN, PRD y Morena. Actualmente, tiene un fuerte respaldo del gobierno federal.

La relación de ambos candidatos con los aspirantes de la capital es fundamental en el proceso electoral. Y es que hace 6 años la entonces candidata priista Claudia Pavlovich ganó las elecciones con un 47 por ciento de la preferencia electoral de los sonorenses y Hermosillo fue uno de los municipios que le dio la victoria en aquellas elecciones, así como a su compañero militante, el exalcalde Manuel Ignacio Acosta. 

No ha sido la única vez que se repite el patrón. En 2009, Guillermo Padrés ganó los comicios junto con el exedil Javier Gándara Magaña. Aunque en 2018, la suerte fue distinta para el tricolor, pues la ex militante panista Célida López se llevó la capital en la contienda. Cabe recordar que esta es la primera vez en la historia de las elecciones de Sonora que un alcalde se puede reelegir para gobernar consecutivamente un municipio. En el caso de Hermosillo, la edil con licencia aprovechó la oportunidad para extender su gobierno durante otros tres años.  

Y es que la aprobación con la que cuentan los gobernadores o el presidente mexicano es fundamental para definir la victoria de los candidatos. La situación por el momento pone en una ligera ventaja a Alfonso Durazo, pues el presidente Andrés Manuel López Obrador tiene una aceptación de 61 por ciento en Sonora; aunque esta cifra bajó en los últimos meses, según datos de la encuestadora Mitofsky. Por otro lado, Claudia Pavlovich apenas alcanza una aprobación del 50 por ciento, lo que pone en apuros al “Borrego” para llevarse la gubernatura a pesar del apoyo de votos que le dejó Ricardo Bours.   

Derroche por la victoria

La victoria se convirtió muy importante para los partidos políticos y gran parte de su recursos de campaña asignados para esta entidad superan los de otros estados del país. De acuerdo con datos del Instituto Electoral Estatal (IEE) el gasto presupuestal tiene un tope de más de 85 millones de pesos; de esta manera los candidatos que aspiran a un cargo público en Sonora son los que tienen más recursos en comparación con el resto. 

El Instituto Nacional Electoral (INE) en su sitio Rendición de Cuentas y Resultados de Fiscalización indica que el candidato para la gubernatura que ha reportado un mayor número de gastos durante la veda electoral es el priista Ernesto Gándara, pues al cierre de este texto los partidos que hacen coalición con el “Borrego” han reportado más de 13 millones de pesos; le siguen el morenista Alfonso Durazo y el emecista Manuel Scott, quienes a la fecha ambos han declarado un poco más de 12 millones.   

El resto de los candidatos reportaron gastos muy por debajo que los antes mencionados; Rosario Robles ha registrado 719 mil pesos durante este proceso electores, mientras que Cuautémoc Galindo le sigue con un poco más de 400 mil pesos; finalmente, Carlos Zatarain queda muy por debajo al resto de los aspirantes, pues es el que ha reportado menos dinero, a la fecha ha registrado un poco más de 200 mil pesos, misma cantidad que le fue asignado por la institución.

En Hermosillo esta situación no se queda atrás. El IEE permitió que los ocho candidatos tengan un tope de hasta 23 millones de pesos durante los días de campaña. En otras palabras, en promedio los aspirantes para gobernar la capital sonorense pueden gastar casi 600 mil pesos diarios en actos proselitistas.   

El tope de gastos establecidos esta contienda electoral en la ciudad del sol para los aspirantes superan, incluso, a los de candidatos a gobernador de entidades como Baja California Sur, Colima y Tlaxcala, este último estado cuenta con una población de 400 mil habitantes más que la capital de Sonora, sin embargo, tiene un límite de egresos 3.5 veces menor.

Aparte de Hermosillo, existen otros 14 municipios con barreras millonarias para sus presidenciables. Destacan Cajeme, con 12 millones 039 mil 760.90 pesos; Navojoa, con 4 millones 710 mil 459.84, y Guaymas, con 4 millones 710 mil 459.84.

En el otro extremo se ubica Oquitoa, localidad con 433 habitantes en la lista nominal, la menor cantidad de personas registradas en un municipio sonorense. 

Pese a ello, los candidatos a presidir a la pequeña entidad tienen la autorización del IEE de gastar hasta 191 mil 379.26 pesos para cumplir su objetivo político. Esto quiere decir que cada ciudadano facultado para votar podría pagar hasta 444 por persona para candidato.

Los aspirantes a gobernar Hermosillo que tienen un mayor número de gastos en la campaña son los favoritos para llevarse también la capital en estas elecciones. Por ejemplo, la coalición ‘Va por Sonora’ con el panista Antonio Francisco Astiazaran Gutiérrez es la que más ha desembolsado en las elecciones, pues han reportado los partidos 3.5 millones de pesos; mientras que la morenista Célida López ha declarado 1.9 millones; finalmente, el candidato por MC, David Figueroa, lo ha hecho con 1.7 millones.  

Un pasado panista 

Los ocho candidatos que buscan la alcaldía de Hermosillo saben que es un  municipio clave para captar gran número de votos y con un posible efecto de victoria para el próximo gobernador del estado. Aunque la disputa electoral se da entre tres aspirantes: Célida López, de Morena; David Figueroa, de Movimiento Ciudadano; y Antonio Astiazaran, de la coalición ‘Va por Sonora’.

Célida López busca la relección de la capital. Es la primera morenista que triunfó en Hermosillo y es fundamental para su partido que ella continúe con ese cargo público para fortalecer sus bases en Sonora. 

El emecista David Figueroa en entrevista para VALOR, considera que más que un premio, la reelección es una oportunidad para que la población le demuestre su descontento al presidente municipal.

“Hermosillo no quiere reelección, los mismos de Morena tampoco lo quieren. El proceso de reelección es para premiar o castigar y, a Celida, creo que tiene muchos elementos para que se le castigue, no para que se le premie y por eso creo que se debe de analizar el candidato”. 

Pero los tres candidatos más fuertes tienen un vínculo en común que los une: Acción Nacional. Dos de ellos militaron en dicho partido y el otro se unió recientemente. Esto preocupa a un sector de la ciudadanía, pues consideran que comparten las mismas doctrinas a pesar de ser contrincantes en esta contienda.

Antonio Astiazaran renunció hace casi tres años a las filas priistas para comenzar su carrera política en el albiazul. Sin embargo, la coalición para arrebatarle la mayor cantidad de cargos públicos a Morena en el país, lo volvió a unir con su antiguo movimiento. Por otro lado, David Figueroa dejó al PAN luego de 21 años para ser militante de MC. Una de las razones por las que decidió abandonar el partido fue por la renuncia de Margarita Zavala.  

En el caso de la edil con licencia Célida López, quien durante años defendió las doctrinas panistas, decidió abandonar al blanquiazul luego de acusar al entonces presidente del partido, Ricardo Anaya, de destruir al PAN. Tras su renuncia se unió a Morena y logró convertirse en la alcaldesa de Hermosillo en 2018. 

Con información de: Miguel Escobar / Diario VALOR.

Lee también

Comentarios

Commentarios