Entra en vigor primera etapa de la Reforma Laboral

México

Entra en vigor primera etapa de la Reforma Laboral

Este miércoles da inicio la primera etapa de la Reforma Laboral

Trabajador trabajando

La reforma laboral aprobada en 2019 busca mejorar las condiciones de los trabajadores mexicanos. Foto: Pixabay

La Reforma Laboral aprobada en mayo de 2019 da el día de hoy sus primeros pasos con su entrada en vigor respaldada por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. La titular de la dependencia señaló que con esta primera etapa se consolida el proyecto de nación emprendido por la presente administración , además de dar respuesta a la “deuda histórica” con los trabajadores mexicanos y el compromiso con los criterios del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

“Queremos construir en México un mercado laboral que garantice el respeto de los derechos individuales y colectivos, que estimule el diálogo social y productivo como la vía idónea para alcanzar equilibrios, porque sabemos que esto generará mayor certidumbre y estabilidad en las empresas y también va a atraer más, pero sobre todo mejores inversiones; generando a su vez empleos de mayor calidad mejores salarios y mejores prestaciones”

Explicó que esta primera etapa está integrada por ocho entidades federativas a nivel federal y Campeche, Chiapas, Durango, Estado de México, San Luis Potosí, Tabasco y Zacatecas, mientras que Hidalgo sólo a nivel federal.

Alcalde agradeció la colaboración de gobernadores, Congresos y encargados de los tribunales estatales, que pese a la pandemia causada por el COVID-19, pusieron de su parte para que llegar a este punto.

También resaltó que durante este tiempo se empataron tres pilares que sostienen la Reforma Laboral: justicia laboral, democracia sindical y negociación.

Alcalde Luján hizo una comparación del estado en el que estaba la política laboral de nuestro país y en qué consisten las modificaciones. Señaló que antes se tenía una justicia lenta, con asuntos que tardaban por lo menos 4 años en resolverse, así como la existencia de los llamados “coyotes” que no beneficiaban a los trabajadores, la falta de modernización tecnologíca, poca transparencia y poca justicia laboral.

En esta nueva etapa, señaló la funcionaria “se apuesta por la conciliación”, un período de 45 días para lograr un acuerdo y sólo aquellos que no puedan resolver sus diferencias a través del diálogo pasarán a los tribunales laborales, con juicios de no más de 6 meses.

“Para ello se crean los Centros de Conciliación con autonomía técnica y de gestión, con una etapa de conciliación obligatoria. No será obligatorio conciliar pero sí asistir para intentar conciliadores profesionales en imparciales que ayuden a las partes a entenderse y alcanzar un punto de equilibrio”

Lee también

Comentarios

Commentarios