Elegía a la no pertenencia: a 27 años de la muerte de Kurt Cobain

Cultura

Elegía a la no pertenencia: a 27 años de la muerte de Kurt Cobain

Pocos suicidios han sacudido a la industria musical como el del líder de Nirvana

La historia del Rock and roll es vasta y extensa, pero como si fuera una metáfora, se puede contar con sus tragedias: Episodios que marcaron e hicieron de su legado algo trascendental. Tragedias que son en realidad, vidas brillantísimas que se extinguen por aquel ‘motto’ de vivir la vida al máximo.

De Brian Jones a Syd Barret, de Jimmy Hendrix a Jim Morrison, de Ian Curtis a Amy Winehouse y de Janis Joplin a Kurt Cobain, el nombre que hoy recordamos en su 27 aniversario luctuoso.

El 5 de abril de 1997 el cantante de la icónica banda Nirvana, se atrincheró en una habitación sobre el garaje de su casa en Seattle, colocó un taburete contra la puerta y se encerró para escribir la que sería su carta de despedida. Algo así como lo que hizo el escritor italiano Cesar Pavese; Kurt Cobain, revitalizó una escena musical a la deriva, cabeza del movimiento ‘grunge’ y rebelde de un sistema cada vez más frívolo a sus ojos, el meláncolico cantante, se metió un tiro en la cabeza.

Dejó un legado inconmesurable, voz de una generación despojada de esperanza, con sus letras, cargadas de nihilismo, conectó con una juventud cansada de la deriva de una sociedad entregada a lo material, al glamour, a lo producido. El grunge, como una antítesis del glamrock y de un pop hiperproducido.

El informe de toxicología posterior a su suicidio confirmó que tenía una cantidad enorme de heroína en su organismo y una herida de bala en la cabeza. El traumático suceso, aumentado por el dolor de sus millones de fans, ha dado lugar a una serie de teorías de la conspiración que todavía flotan en el ciberespacio.

Lo que se tiende a olvidar es que el cantante ya había vivido pocas semanas antes de su muerte otro incidente relacionado con las drogas que a punto estuvo de costarle la vida.

Kurt Cobain estaba por entonces inmerso en una imparable trayectoria de miseria, depresión y tendencias suicidas. El icono del grunge despreciaba la enorme fama y popularidad de la que disfrutaba entonces. Artista atormentado, no muchos años atrás estaba trabajando como conserje de su antiguo instituto y viviendo en su coche o incluso bajo un puente. Según el escritor Bob Sullivan, en la cúspide de la fama de Nirvana, aseguró que deseaba dejarlo todo y ser simplemente un músico secundario en Hole, la banda de su mujer, Courtney Love.

Pero según el antiguo mánager de Nirvana, Danny Goldberg, Kurt “definitivamente quería ser famoso, y trabajó mucho para conseguirlo. Diseñaba las camisetas de la banda, estaba al tanto de cada crítica y de cada entrevista y de la frecuencia con la que aparecían sus vídeos en la MTV”.

Esa dualidad era parte del encanto de Cobain y también una de sus torturas. Puede que quizá hasta una de las causas de que semanas antes de su suicidio real, estuviera a punto de quitarse la vida. Si no fuera porque Courtney Love estaba allí, habría muerto entonces.

Foto:  Kurt Cobain, un año antes de su muerte. (Cordon Press)

El cantante se encontraba en Roma y había perdido la voz debido a un dolor de garganta, por lo que debió cancelar su gira europea. Cobain atravesaba una fuerte depresión y esperaba la llegada a la capital italiana de Love. La artista recuerda que su marido la llamó cuando ella estaba tocando en España: “Odiaba todo, a todos. Odiaba, odiaba, odiaba”.

A su llegada a Roma, en su habitación de hotel ambos estuvieron cenando y bebiendo. Según Love, a la mañana siguiente se encontró a Cobain inconsciente. Se había tomado 50 pastillas de Rohypnol. La ambulancia llegó a tiempo y el músico fue trasladado al hospital, donde le hicieron un lavado de estómago. En una entrevista con la revista ‘Rolling Stone’, Love recordaba: “Había un claro impulso suicida, de estar tragando y tragando pastillas. Maldita sea”.

Love también confesó que aquella noche casi fatal, Cobain había dejado una nota de suicidio, que decía: “El doctor Baker dice que debo elegir entre la vida y la muerte. Elijo la muerte”.

Lee también

Comentarios

Commentarios