¿El matrimonio deseado?

Deportes

¿El matrimonio deseado?

La nueva pareja de James Harden es John Wall. El exjugador de Washington Wizards se convertirá en el socio del vigente campeón anotador de la liga.

John Wall y James Harden, compañeros en Houston Rockets. Foto: Houston Chronicle

Dwight Howard, Chris Paul, Russell Westbrook, todos ellos han empacado sus cosas en Houston. Cada uno con la firme intención de acompañar a James Harden en la búsqueda del éxito grupal. 

¿El más efectivo? sin duda, Chris Paul. A una victoria de llegar a las Finales ¿el más decepcionante? Por mucho, Russell Westbrook. Una efímera temporada y participación en playoffs con el equipo de Rockets. Decidió salir de la franquicia. El divorcio se concretó. 

La nueva pareja de la ‘Barba’ es John Wall. El exjugador de Washington Wizards se convertirá en el socio del vigente campeón anotador de la liga. Una responsabilidad que le apetece a un profesional que llega con dos años de inactividad por lesiones. 

Harden públicamente expresó su interés por ser compañero de Wall. Eso es un avance para un elemento que, a simple vista con sus acciones y actitudes, demostró no querer regresar a la ciudad texana. El hartazgo se mostraba en reportar tarde al campo de entrenamiento con un evidente sobrepeso. La gerencia del equipo no necesitaba más palabras para entender lo que pasaba en la cabeza de su jugador estrella. 

En lo que los directivos de la franquicia y el propio Harden resuelve su futuro, seleccionado ciudades como posibles destinos en caso de hacerse realidad un cambio, el nuevo integrante de Rockets se compromete a aportar a sus compañeros. Inhalando un nuevo aire fuera de la capital estadounidense. 

“Cuando estoy sano, puedo ser un gran defensor. Aporto mucho más al juego que solo puntos. No conseguí muchas asistencias. No anoté tantos tiros como quería. Si no estoy teniendo una gran noche anotando, puedo impactar el juego en defensa, sumando robos y taponando”, dijo Wall tras su debut en temporada regular. 

La nueva dupla como rostro del equipo que dirige Stephen Silas puede llegar a ser dos cosas esta campaña: un top 10 de la liga como base estando sano junto al step back que humilla a cualquier rival, o, una nueva oportunidad desaprovechada para ser aspirante y estar más cerca de una reconstrucción que del trofeo de campeón. 

Lee también

Comentarios

Commentarios