El caso Lozoya: los legisladores sonorenses y el rumbo de las elecciones

Ante la incertidumbre de lo que pueda declarar y probar Emilio Lozoya a las autoridades, el foco va tomando dirección hacia los legisladores que aprobaron la reforma energética en 2013.

Ricardo Anaya y enrique Peña Nieto

Ante la incertidumbre de lo que pueda declarar y probar Emilio Lozoya a las autoridades, el foco va tomando dirección hacia los legisladores que aprobaron la reforma energética en 2013.

El caso de Emilio Lozoya Austin puede ser un cambio de paradigma en la política mexicana: Dentro de su trama que se sugiere desde las fuentes oficiales y los primeros reportes que se han logrado filtrar, se bosquejan nombres rutilantes en el panorama político.

Un día antes de que el ex director general de Pemex en el sexenio de Enrique Peña Nieto subiera al avión que lo traería a México, Andrés Manuel López Obrador, mencionó en su conferencia mañanera que también se estaría revisando a los legisladores y senadores que aprobaron la polémica reforma energética en diciembre del 2013.

Y es que fueron 153 los legisladores convocados, en seis comisiones, para discutir la Reforma Energética. De esos 153, 114 la aprobaron antes de pasarla al pleno, siendo 52 plurinominales; es decir, no elegidos por votación popular y que irónicamente, esa figura del sistema político mexicano había sido puesta a debate por el propio presidente Peña Nieto, al ser una de sus banderas para recortar presupuesto, curules y eficientar la democracia representativa.

Los diputados y senadores sonorenses también tuvieron impacto en la votación: en la Cámara de Diputados, los legisladores priistas Manlio Fabio Beltrones Rivera, Antonio Astiazarán Gutiérrez, Flor Ayala Robles Linares y Faustino Félix Chávez, votaron a favor de la reforma energética.

También por parte del Partido Acción Nacional (PAN), los legisladores Leslie Pantoja Hernández, Damián Zepeda Vidales, Alejandra López Noriega, Heberto Neblina Vega, Enrique Reina Lizárraga, Cuauhtémoc Galindo y Máximo Othón Zaya, dieron su voto para que se llevara a pleno la iniciativa. En contra votaron Alfonso Durazo Montaño, entonces diputado por Movimiento Ciudadano, y Lorenia Valles del PRD, hoy diputada local por Morena.

En el Senado la cosa no fue muy distinta, votaron a favor la hoy gobernadora Claudia Pavlovich Arellano y Ernesto Gándara, los panistas Héctor Larios Córdova y Francisco Búrquez Valenzuela y el único voto en contra fue el de Ana Gabriela Guevara, entonces senadora por el Partido del Trabajo (PT).

La lupa está puesta especialmente en Ernesto Gándara, pues formaba parte de la Comisión de Energía de esa legislatura. La reforma energética fue aprobada tras un intenso debate que llegó a la esfera pública. No fueron pocas las manifestaciones políticas y ciudadanas que se oponían y fue cuando tomó relevancia el ‘Pacto por México’, una especie de cese al fuego entre las tres fuerzas partidistas dominantes en ese tiempo.

Emilio Lozoya definió la reforma como un triunfo para el futuro, pues contemplaba la liberalización de los precios de la gasolina programada a partir del 2017. Era, según se dijo, la entrada al libre mercado de la industria energética.

“Esta es una reforma que los mexicanos van a sentir en sus hogares, va a tener un impacto en la economía familiar, a través de mejores precios en la electricidad, en las tarifas de luz y por supuesto en los precios del gas y los más relevante es que Pemex seguirá siendo una empresa 100% de los mexicanos, una empresa 100% del estado”, declaró Lozoya poco después de la aprobación de la reforma.

Emilio Lozoya, director de Pemex de 2012 a 2016
Ante la incertidumbre de lo que pueda declarar y probar Emilio Lozoya a las autoridades, el foco va tomando dirección hacia los legisladores que aprobaron la reforma energética en 2013.
El senado de la república en 2013 aprobó la Reforma Energética.

Defienden su decisión

Francisco Búrquez, senador por el PAN de 2012 a 2018 y quien votó a favor de la reforma, señaló que en ese momento era lo indicado pero que no le sorprende todo esto del caso Lozoya.

“Yo voté a favor de la reforma energética. Sin ser perfecta era una avance, Pemex vale más muerto que vivo, si algo hay que criticarle es que se quedó corta. A Pemex se le debió dar un certificado de defunción, sigue regalándole pérdidas a México. Por otra parte, no me extraña esto que está pasando; la corrupción es inherente al dinero público, lo mismo te puedo decir del Senado, diputados y gobiernos en general. El Senado y la Cámara de Diputados es un mercado y el gobierno en turno busca comprar voluntades. En la política hay mucha corrupción”.

Francisco Búrquez, senador 2012-2018

Por su parte, el actual senador y ex diputado federal en 2013, Damián Zepeda Vidales, indicó que toda esta situación es un juego electoral.

“Para mí es un juego político electoral y yo no caigo en él, es claro lo que quieren lograr Morena y el presidente. Y lo que se requiere es justicia. Todo este caso es una trama delictiva internacional, y deben caer sea quien sea, pero de ahí a brincar al Senado por integrar la Comisión de Energía e hincarles el hacha es muy lamentable. Yo nunca vi nada indebido, es más, en ese momento el ambiente era de celebración. La apertura energética la propuso el PAN por décadas y ahora resulta que se necesitó incentivos, por favor. Hay que recordar que ya estaba el Pacto por México previo a la legislatura. Es una persona procesada y me imagino que presentará pruebas de lo que dice”.

Damián Zepeda, actual senador del PAN por Sonora.

Si se retoma la idea que advierten los analistas y académicos tras las elecciones del 2020, donde los nombres de los candidatos trascienden sus propias plataformas partidistas, la geografía electoral puede cambiar mucho.

Para el politólogo de la Universidad de Sonora, José Arturo Rodríguez, el caso de Lozoya puede traer consigo graves afectaciones a los personajes y partidos políticos que se vean involucrados en la investigación.

“Aunque aún no hay ningún avance en la investigación, el caso Lozoya Austin puede reconfigurar el panorama electoral de México y particularmente de Sonora. Conforme los nombres vayan saliendo, la imagen de los involucrados puede ser muy profundo. Va a afectar mucho y va a cambiar el rumbo de las elecciones”, señaló Rodríguez.

José Arturo Rodríguez, politólogo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *