El calvario de los desaparecidos

Seguridad

El calvario de los desaparecidos

Sonora se ha convertido en territorio donde la desaparición de personas, se ha convertido en el pan de cada día y la autoridad, queda corta para investigar los casos.

El reloj daba las 12:00 horas, la preocupación para amigos, familiares de Cecilia Yépiz Reyna sólo había una incógnita: ‘¿Dónde está?’. El pasado 5 de enero del presente año, la desazón, tristeza, preocupación de ir contra el tiempo para encontrarla con vida se instalaba en cada uno de los seres cercanos a la ex funcionaria municipal de Nogales.

No fue sino hasta en la noche que tuvieron una pista, su automóvil abandonado en un centro comercial parecía narrar una historia previa de la cual nunca sabrán bien a bien lo ocurrido.

Ha transcurrido un mes desde que los hermanos de la mujer de 49 años no saben de su paradero, pero se han hecho notar a través de redes sociales y con funcionarios para que el nombre de Cecilia Yépiz tenga caminos que den con su ubicación; hasta ahora las líneas de investigación se mantienen herméticas.

Al igual que el caso de la nogalense, un sinfín de historias se teje con un común denominador en el Estado de Sonora y es que según el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RNPDNO), desde el primero de enero del 2020 hasta el pasado 15 de febrero la entidad registró 661 personas que desaparecieron.

De ese total, únicamente treinta y siete personas se lograron localizar; once halladas sin vida y 26 con vida, lo que representa el 3.9 por ciento del total que se registra en el resto del País.

Los municipios con registros elevados de desapariciones forzosas Según el RNPDNO son en Hermosillo con 155 casos, Cajeme con 97, Nogales con 90, Guaymas con 80 y Caborca con 42.

Sin elementos

José Luis González Olivarria, Comisionado de Búsqueda de personas en el Estado de Sonora, mencionó que como tal el origen de este órgano se consolidó debido al incremento de denuncias en la región y sobre todo a la actuación de los colectivos rastreadores. Desde hace un año y hasta hoy en día la Comisión de Búsqueda cuenta con 11 elementos para el total de casos que se presentan ante la Fiscalía General de Justicia del Estado.

Si se ligara las estadísticas que ofrece la RNPDNO, serían alrededor de 60 expedientes en los que tendrían que trabajar cada uno del personal que se encuentra actuando en las búsquedas, sin embargo es más complicado de lo que parece, según indicó González Olivarria.

Y es que como tal, la Comisión realiza al menos tres tipos de trabajos, de los cuales la última instancia es salir a los predios alejados de la urbanidad para localizar fosas clandestinas.

“Las búsquedas que hacemos se basan en nuestro protocolo homologado, por patrones, de larga data y por familia; trabajamos en otros contextos más amplios, porque la prioridad es encontrar a las personas desaparecidas con vida”.

José Luis Gónzalez Olivarría. Comisionado de Búsqueda de Personas en el Estado de Sonora.

Por lo que la tarea de las personas que se encuentran en darle resolución a las denuncias no pueden cubrir la demanda que tienen “si por ejemplo ahorita está la Comisión en Guaymas haciendo búsquedas de larga data (en búsquedas de fosas) en apoyo con algún colectivo y los demás se envían a otros; ya no pueden estar a la par porque nos llevamos equipamiento y la Comisión se queda sin poder apoyar a los demás”.

En cuanto a los resultados que presentan los diversos colectivos en el Estado para hallar a sus seres desaparecidos, José Luis González Olivarría, mencionó que “ellas no tienen otra cosa que hacer más que ir a búsquedas, nosotros también y estoy de acuerdo; pero tenemos otras actividades antes que hacer, pero si ellas buscaran inmediatamente, individualmente, por patrones o con familias ya no sería tanto el trabajo de buscar en campo”, indicó.

Tan solo en septiembre del 2020 el colectivo Madres Buscadoras de Sonora, realizó el hallazgo de 66 personas con vida, mientras que se localizaron 29 personas fallecidas, según el reporte emitido por el Comité de Seguridad Pública. Las localizaciones en vida también es una labor que la misma vocera del gremio, Cecilia Patricia Flores, platica con orgullo en diversas ocasiones.

Nacen grupos:

Impulsada por la necesidad, María Teresa Valadez Kinijara, Hija, hermana y madre, comenzó por sus propios medios a estrechar lazos con grupos de rastreo de El Fuerte, Sinaloa; el fin era localizar a su hermano Fernando Valadez Kinijara, mismo que fue privado de su libertad el 11 de agosto del año 2015 en plena Avenida Serdán.

Después de unos años en el aprendizaje de localización en campo y rastreo, decidió formar el grupo Guerreras Buscadoras de Sonora en 2017, cabe destacar que según los registros, por agosto de ese año, se llegó a tener una escalofriante cifra de 780 reportes de personas desaparecidas según la información del colectivo.

No fue sino hasta en 2019 que Valadez Kinijara abandonara el grupo para atender cuestiones de salud, donde Cinthia Gutiérrez, misma que a día de hoy no ha parado por encontrar a su ‘tesoro’ , Gustavo Ángel Godínez Gutiérrez, de 15 años el cual había desaparecido en junio del 2017.

La hoy vocera del grupo, destacó que actualmente en la Fiscalía General de Justicia del Estado (FJGE) “oficialmente se tienen 640 carpetas de investigación desde el 2017 hasta el 2020”, señaló.

De ese total, indicó que “la mayoría los hemos encontrado nosotras, el 80 por ciento de los localizados es por trabajo de nosotras, el restante son por parte de la FGJE”, no obstante, Cinthia Gutiérrez mencionó que del total de carpetas de investigación todavía mantienen algunas sin darle carpetazo pese a los hallazgos “Ahorita estamos viendo con la FGJE , en una semana tendremos cifras para ver cuántos están, cuántos se han entregado, porque no nada más es trabajar en campo, debemos buscar a las familias para darles cristiana sepultura”, señaló al respecto.

Según lo emitido por Cinthia Gutiérrez, hay carpetas de investigación que están desde el 2017 a lo que expresó que los procedimientos de la FGJE “es tardado, tenemos que andarles jalando las riendas y estar atrás de ellos; ahora con esto de la pandemia nos ha retrasado a muchos; pero la mayoría de las carpetas de investigación están interpuestas desde que comenzamos como colectivo”.

En el caso del colectivo Madres Buscadoras de Sonora, Cecilia Patricia Flores, líder del grupo manifestó que cuentan con reportes de los familiares de al menos 1500 personas desaparecidas en el Estado desde su formación y hasta el día de hoy lograron localizar a 200 personas en fosas clandestinas.

Durante el 2020, la Comisión Nacional de Búsqueda, presentó un informe de búsqueda, identificación y registro de personas desaparecidas, donde Sonora se ubicó como el quinto lugar con 90 fosas, por debajo de Guerrero el cual registró 109.

Para Ceci Patricia Flores la búsqueda que encausa desde que su hijo no está no sólo da origen al colectivo, sino que “da voz a los que no están, nosotros recibimos reportes de personas que tienen miedo de declarar, bendito Dios hemos encontrado; pero hasta que no los localicemos a todos, vamos a parar”, dijo determinante.

También te recomendamos: BUSCAN A SOBRINO DE UNA DE LAS INTEGRANTES DE MADRES BUSCADORAS DE SONORA

Lee también

Comentarios

Commentarios