Desigualdad, falta de estrategia y problemas logísticos en programas de vacunación: Banco Mundial

COVID-19

Desigualdad, falta de estrategia y problemas logísticos en programas de vacunación: Banco Mundial

Sólo el 30 % ha elaborado planes para formar al gran número de vacunadores que serán necesarios y únicamente el 27 % ha creado estrategias de movilización social y compromiso público para fomentar la vacunación entre la población.

El contexto especial de la pandemia ha marcado las profundas desigualdades en los países del mundo. Estas desigualdades se reflejan en los avances de la vacunación de unos y otros.

El Banco Mundial ha hecho un estudio en colaboración con los gobiernos, la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), el Fondo Mundial y la Alianza Global para Vacunas e Inmunización (GAVI) en la evaluación del grado de preparación de los países para distribuir de forma segura las vacunas contra la COVID-19 en 128 países de ingreso bajo y mediano.

Los resultados indican que el nivel de ingresos y otros indicadores económicos guardan escasa correlación con el grado de preparación para administrar las vacunas. El informe se centra en 10 indicadores clave, como la cadena de frío y la logística, la priorización de grupos de población, la elaboración de presupuestos, la formación del personal sanitario y la vigilancia de la seguridad.

Los primeros resultados muestran que el 85 por ciento de los países que participaron en las evaluaciones ha elaborado planes nacionales de vacunación y que el 68 % ha establecido medidas de seguridad, como sistemas de notificación de reacciones adversas.

Sin embargo, solo el 30 % ha elaborado planes para formar al gran número de vacunadores que serán necesarios y únicamente el 27 % ha creado estrategias de movilización social y compromiso público para fomentar la vacunación entre la población.

Dada la preocupante actitud de indecisión que se observa en buena parte de la población con respecto a las vacunas, se necesitan urgentemente estrategias para generar confianza, aceptación y demanda de vacunas. Los países afectados por situaciones de conflicto y fragilidad (37 de 128) obtuvieron una puntuación inferior a la de los demás países en casi todos los indicadores.

“Muchos países en desarrollo están preparando ambiciosos planes de distribución de la vacuna contra la COVID19. unque la mayoría de los países están lo suficientemente preparados para empezar a inocular a sus poblaciones, aún se registran importantes deficiencias que deben abordarse con urgencia para que las vacunaciones a gran escala tengan éxito”.

Mamta Murthi, vicepresidenta de Desarrollo Humano del Banco Mundial.

El Banco Mundial aporta USD 12 000 millones para que los países en desarrollo adquieran y distribuyan vacunas, pruebas de detección y tratamientos, y refuercen los sistemas de salud y vacunación con el fin de garantizar que las dosis lleguen a quienes las necesitan.

Te puede interesar:

Para saber más

  • Aunque algunos países presentan deficiencias en el grado de preparación, la mayoría se ha preparado lo suficientemente bien en la mayoría de las áreas esenciales para comenzar sus campañas de inmunización en cuanto reciban las vacunas.
  • Contar con sistemas nacionales de inmunización infantil que funcionen bien no es un indicador sólido del grado de preparación de un país para administrar vacunas destinadas a la población adulta, como en el caso de la COVID-19.
  • La escasa correlación que existe entre el producto interno bruto y el grado de preparación indica que los países con economías más desarrolladas no están necesariamente mejor preparados para los programas de vacunación masiva.
  • La distribución de vacunas contra la COVID-19 representa una oportunidad para crear una cadena de frío sostenible y respetuosa del medio ambiente que podría resultar útil mucho más allá de la crisis actual.

Lee también

Comentarios

Commentarios