COVID-19: Estados Unidos supera los 5 millones de casos, van más de 162 mil fallecidos

Las últimas cifras del COVID-19 en Estados Unidos plantean un panorama complicado para la administración del presidente Donald Trump, que busca legitimar su gobierno ante las elecciones de noviembre mientras se tienen pérdidas históricas de vidas humanas y economía atribuibles a las presiones de su administración por relajar las medidas de contención

Estatua de la libertad usando cubrebocas

Estados Unidos encabeza el número de contagios y fallecimientos por COVID-19 con 5 millones, le siguen Brasil, India y Rusia. - Foto: Pixabay

Desde el inicio de la pandemia de COVID-19 en el continente americano durante el primer trimestre de este año, Estados Unidos ha vivido una afectación desproporcionada que ha culminado hoy con los últimos reportes en número de infectados, los cuales como caso único en el mundo han superado los 5 millones de contagios confirmados, con los cuales se han presentado 162 mil casos fatales.

Entre las principales razones a las que se atribuye la acelerada expansión de la pandemia en el país está una apresurada apertura económica impulsada por el presidente Donald Trump, quien también ha presionado a su administración en el último mes para reabrir las escuelas a la brevedad posible. Mientras tanto más de 2000 personas han fallecido en su país a causa del coronavirus durante este fin de semana.

Los daños del COVID-19 en Estados Unidos, al igual que en el resto del mundo no se miden solo en la afectación directa a las pérdidas humanas, también es la economía norteamericana una de las más golpeadas por la prevalencia del coronavirus, recibiendo un desplome de -32.9% a su PIB durante el primer semestre del 2020, la mayor caída en la historia desde que se lleva un conteo de este índice.

Presionada por estas cifras la administración de Trump ha apostado primeramente por el desarrollo y distribuciön de una vacuna lo antes posible, otorgando estímulos récord a compañías farmacéuticas como Moderna y Pfizer, que apuntan a tener una medida de inmunización efectiva para finales de este año, con resultados positivos apreciables en la tercera fase de los análisis clínicos llevados a cabo desde mediados del mes pasado hasta hoy.

Por otro lado, en lugar de cerrar de nuevo la ya mermada economía, el presidente Trump anunció y firmó este sábado una serie de órdenes ejecutivas que se suman a las que ya había expedido anteriormente para ayudar a la recuperación económica de los ciudadanos de su país. Entre estas órdenes se encuentra la de otorgar un apoyo de $400 dólares por semana quienes hayan caído en el desempleo, una cifra que según números del Departamento del Trabajo podría ascender hasta a 16.3 millones de estadounidenses. Otras órdenes incluyen la suspensión en la recaudación de impuestos a la nómina y la reducción a cero por ciento en las tasas de interés de los préstamos estudiantiles otorgados por el gobierno federal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *