Confusión entre gobiernos impacta en reactivación económica

El 93.2 por ciento de las empresas en México registró al menos un tipo de afectación debido a la contingencia sanitaria, de acuerdo a Inegi

Negocios cerrados

A la fecha muchos comercios permanecen cerrados, en espera de que las condiciones de la pandemia de Covid-19 mejoren en Sonora - Foto: Cecilia Saijas

A casi cinco meses de que iniciara la contingencia sanitaria por el Covid-19 en México, la situación económica del país se ha visto sumamente afectada.

De acuerdo a la Encuesta sobre el Impacto Económico generado por Covid-19 (ECOVID-IE), del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), del total de empresas que hay en el país (un millón 873 mil), el 59.6 por ciento han tenido que realizar un paro técnico durante algún tiempo, del total de dichas empresas, 50.5 por ciento pertenecen a giros no esenciales.

Gráfica elaborada por el INEGI

El estudio señala que son las microempresas las que se han visto más afectadas, ya que el 93.4 por ciento de ellas tuvieron que irse a paro.

Marco Antonio Córdova, vicepresidente del Colegio de Economistas de Sonora, señaló que el panorama se percibe complicado, ya que se prevé que para el segundo semestre la recesión continúe, afectando a empresas y trabajadores.

La ECOVID-IE también revela que el 93.2 por ciento de las empresas en México registró al menos un tipo de afectación debido a la contingencia sanitaria, siendo la disminución de ingresos la de mayor porcentaje, con 91.3 por ciento, lo que equivale a un millón 726 mil empresas; la baja demanda de productos y servicios es la segunda afectación que más se ha vivido, con un 72.6 por ciento.

Gráfica elaborada por el INEGI

Córdova también comentó que al menos 11.9 millones de mexicanos se encuentran desocupados a raíz de la misma situación, lo que ha causado afectaciones en el ingreso familiar; de acuerdo al Inegi 65 por ciento de los hogares registraron alguna disminución de sus ingresos.

Un gobierno indiferente

Un dato por demás interesante que revela dicha encuesta es que únicamente el 7.8 por ciento de las empresas (146 mil 782) recibió algún tipo de apoyo por cualquiera de los tres órdenes de gobierno, llámese gobierno federal, estatal o municipal, dejando de lado al 92.2 de las empresas de todo el país.

El problema en parte se debe a que muchos no se enteraron de que se estaba dando algún tipo de apoyo, al menos así lo manifestó el 37.4 por ciento.

El economista Alejandro Romero ve poco probable que el gobierno federal (principalmente) acceda a brindar algún tipo de apoyo a las empresas, ni siquiera a darles plazos para el pago de servicios e impuestos. Y es que, dijo, siempre se apostó a una pronta reapertura, pero la realidad es que a más de 120 días de cuarentena al menos la mitad de los estados del país continúan en alerta máxima de contagios.

Panorama en Sonora

Mientras tanto, en la entidad la situación de la reactivación se ha vuelto confusa, toda vez que no se ha visto una coordinación entre el gobierno federal, estatal y los municipales.

La semana pasada el subsecretario de Prevención y Promoción a la Salud, Hugo López-Gatell anunció que Sonora pasaría de color rojo a naranja en el semáforo epidemiológico, con lo que podría darse la reapertura de algunas actividades no esenciales. Horas más tarde, el secretario de Salud en el estado, Enrique Clausen Iberri, explicó que lo más prudente era que el estado permaneciera en alerta máxima, esto debido a los altos índices de contagio que se han presentado en las últimas semanas, con un promedio de 300 casos por día.

Sin embargo, al día siguiente la gobernadora, Claudia Pavlovich Arellano compartió un mensaje en redes sociales en donde manifestó que el estado aceptaba la decisión del gobierno federal y que se tendría que dar una reapertura moderada, manteniendo los protocolos sanitarios.

El mensaje provocó algunas críticas y opiniones negativas en redes sociales, toda vez que expertos médicos, e inclusive el sector salud, señalan que la saturación hospitalaria en la entidad se encuentra en números rojos.

Quien tomó sus propias decisiones fue la alcaldesa de Hermosillo, Célida López Cárdenas y junto con el Comité de Salud Municipal acordó mantener al municipio en color rojo, lo que indica una alerta máxima, esto aunado a las restricciones de movilidad que ya había impuesto semanas atrás, y permitiendo la reapertura solo algunos negocios en el primer cuadro de la ciudad, siempre y cuando cumplan con protocolos y horarios.

El sí, el no y el cuándo

“En todas las negociaciones que se han tenido, tanto con la autoridad estatal como la municipal, siempre se argumentó que la reapertura del comercio local dependía del semáforo nacional y lo que a mí se me hace raro es que, ya que el gobierno federal nos da luz verde con un semáforo naranja, ahora ellos están limitando el tema de la reapertura”.

Rubén López Peralta, presidente de la Unión de Comerciaantes de Hermosillo

Dijo que recientemente llegaron a un acuerdo con lo que lograron regresar al mercado cerca de 300 negocios, en un horario de las 9:00 a las 15:00 horas. Explicó que hasta el momento han tenido una recuperación en las ventas de al menos el 30 por ciento, pero mantienen la esperanza en que la cifra siga subiendo con el pasar de los días.

Por otro lado, Sonia García Amézquita, presidenta de Canirac Sonora, comentó que el sector restaurantero y de alimentos permanece abierto, aunque siguen teniendo una pérdida significativa en las ventas.

Por el momento están implementando el programa ‘Mesa Segura’, y están diseñando una estrategia para que se puedan identificar a todos los restaurantes que siguen este protocolo, aunque dijo que al menos entre un 30 y 40 por ciento de los negocios de alimentos pertenecientes a la Cámara ya han cerrado definitivamente.

La Unión de Comerciantes del Centro de Hermosillo dijo que cerca de 52 negocios de su gremio también han cerrado, mientras que en Canaco la cifra ronda en poco más de 40, y al menos 100 sucursales.

Arturo Fernández Díaz González, presidente de Coparmex Sonora Norte, informó que, según datos del Seguro Social al menos 300 empresas de todo el estado se han dado de baja, aunque esto es solo en el sector formal, por lo que la cifra real pudiera ser mucho mayor.

Negocios cerrados en el centro de Hermosillo – Foto: Cecilia Saijas

De este modo la economía de la entidad sigue en caída libre, mientras que los contagios de Covid-19 se mantienen elevados, lo que pudiera ocasionar que Sonora regrese a un color rojo dentro de poco, sentenciando así a gran parte del comercio y los servicios y comprometiendo el sistema de salud, que ya se encuentra a poco de colapsar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *