Comerciantes innovan para sobrevivir

Sonora

Comerciantes innovan para sobrevivir

La crisis originada por la pandemia, ha obligado a los comerciantes en el puerto de Guaymas, a evolucionar en la venta de sus productos.

Comerciantes Guaymas

Debido a que durante la contingencia algunas empresas redujeron sus nóminas y con ello,  se detonó el micro emprendimiento en el puerto de Guaymas, algunos comerciantes de antaño se enfrentaron a la coyuntura de “renovarse o morir” y fue la innovación en sus productos y servicios, lo que les permitió sobrepasar la temporada más complicada en el tema económico, derivada de la pandemia. 

Según datos proporcionados por la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, en el pleno ‘pico’ de la pandemia, de  marzo a agosto, se registró la entrega de 1, 700 finiquitos.

Se animan y ven resultados

Ya sea con la creación de productos exóticos como la paleta con láminas de oro, tortillas de harina con chipotle,  chorizo, integral, nopal o dulce, tamales de gansito, hamburguesas de ‘sushi’, nieves de algodón de azúcar, paletas de rompope y ‘pica fresas’, entre otros, los comerciantes han hecho uso de su creatividad para elevar sus ventas y por ende sus ‘bolsillos’.

También te recomendamos: NO SE LA CREEN EN HACIENDA

Aceptación

Aunque al principio a sus clientes les pareció una idea ‘descabellada’, el dejar de lado lo tradicional y el folclor para crear el tamal de gansito, la señora Luz Idalia Velderrain ha acertado en su decisión al posicionarse en el gusto del público.

“El tamal de gansito, es más como un pastelito, al principio si les daba como cosita, pero ahora, hasta se me acaban los pedidos, más bien son dirigidos a los pequeños de la casa”.

Luz Idalia Velderrain. Comerciante.

Por otro lado, Alma y Andrés Ramírez, decidieron emprender su propio negocio con nuevas ideas y estilos de sabores. 

Andrés, propietario de una peletería ubicada en la avenida 5 y 6 del sector Centro, decidió hacer el nuevo sabor al estilo de un chocolate reconocido a nivel mundial, pero con láminas de oro certificadas con 24 quilates de oro por lámina. 

“Pese a que es un poco costosa, sí tuvo buena aceptación y la promoción ayudó a incrementar nuestras ventas”.

Andrés Ramírez. Comerciante.

Prefieren lo tradicional

Al respecto, Brenda Valenzuela, propietaria de conocida tortillería ubicada en el sector Misión del Sol y otra en la colonia Yucatán, señaló “pienso que como todo, los productos evolucionan y se experimenta con diferentes sabores y está bien porque es algo innovador pero, indiscutiblemente, siempre volvemos al sabor natural o tradicional, en mi caso, el de las tortillas”.

A lo que añadió “hacemos estudio de mercado y la integral es mínimo lo que se vende por eso no hemos decidido venderla y de las otras de sabores exóticos, la consumen pero no como algo diario o básico como la tortilla tradicional” manifestó Valenzuela.                  

Con información de: María Zarate.

Lee también

Comentarios

Commentarios