Captura de César Duarte pone en jaque la ‘Operación Safiro’

Con la extradición y proceso judicial del exgobernador priista se pudiera señalar a los demás actores involucrados en el desvío de recursos

Cesar Duarte saludando a Enrique Peña Nieto

El exgobernador de Chihuahua, César Duarte fue detenido en Florida, Estados Unidos - Forbes

La semana pasada fue detenido en Florida, Estados Unidos, el exgobernador de Chihuahua César Duarte, sobre quien pesan varias órdenes de aprehensión, principalmente por peculado.

Fue en 2016 cuando el periódico The New York Times reveló que el gobierno del priista había desviado una cantidad importante de recursos a través de cuatro empresas declaradas ‘fantasma’ que tenían contratos con la Secretaría de Educación, y los cuales aparentemente fueron utilizados para favorecer al Partido Revolucionario Institucional (PRI) durante las campañas electorales.

La organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad realizó una investigación en conjunto, donde encontró que en total era una red de 12 empresas, de las cuales siete se confirmaron como ‘fantasma’. Según constata la investigación, el desvío de recursos fue por el orden de 650 millones de pesos, de los cuales el 76 por ciento pasó por las siete empresas antes mencionadas.

El dinero para los contratos simulados había sido autorizado expresamente por la Secretaría de Hacienda de la Federación en acuerdo con Manlio Fabio Beltrones para operar campañas electorales del PRI en otros estados.

Gráficos elaborador por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad

Sonora y la ‘Operación Safiro’

La detención de César Duarte supone un riesgo para los actores involucrados en lo que fue denominada como ‘Operación Safiro’, y en la cual Sonora figura como la tercera entidad con mayor cantidad de desvío de recursos, con 140 millones de pesos.

De las 12 empresas mencionadas, siete tuvieron contratos con el gobierno de Sonora y de las cuales tres fueron las utilizadas por el gobierno de César Duarte para desviar recursos que aparentemente fueron a parar al PRI.

“Es decir, el mecanismo de salida de recursos en Chihuahua fue utilizado en Sonora; son recursos que sabemos fueron desviados, porque no hay manera de que hayan sido bien aplicados, y que la evidencia apunta que fueron utilizados por las autoridades estatales en la elección de 2016 para influir en los resultados electorales”.

Ricardo Alvarado, investigador de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.
Gráfica elaborada por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad

De acuerdo a la organización, en peticiones de transparencia la administración de Claudia Pavlovich sólo reportó haber realizado cuatro pagos por apenas 580 mil pesos a dos firmas de la red fantasma. De ahí en fuera ha habido una nula reacción por parte del gobierno del estado.

Para el economista Mario Campa, esta ausencia de respuesta ha sido muy desafortunada, pues la entidad se ha visto rezagada en muchos ámbitos durante los últimos tres años.

“Hay serios retrocesos en múltiples frentes y la gobernadora ha sido siempre congruente: atajar las críticas con el silencio. Sin embargo, esto me parece mucho más grave y eventualmente tendrá que dar la cara: ante la justicia o ante el elector. Está por verse y habrá que dejar que la investigación siga su curso”.

Mario Campa, economista.

Y es que, el investigador Ricardo Alvarado comentó que existe la posibilidad de que se lleven a cabo juicios políticos, siempre y cuando los funcionarios mencionados sigan en funciones, como lo es el caso de la gobernadora Claudia Pavlovich.

¿Un golpe electorero?

Ante el hecho de que el PRI fue el partido más afectado en las pasadas elecciones y que hoy por hoy se encuentra en aras de rediseñar su imagen, la captura del exgobernador vuelve a colocarles la etiqueta de la falta de credibilidad por parte de la ciudadanía.

“Esto pone entredicho a una generación entera de personajes del PRI vinculados a la administración federal, y revela los mecanismos muy complejos en los que entraron para desviar recursos públicos; y sí, sin duda se trata de fuerte golpe a su credibilidad”.

Ricardo Alvarado, investigador.

Para Mario Campa, lo que ha pasado en los últimos días refleja que la lucha contra la corrupción va en serio.

“Fue una de las principales propuestas de campaña de AMLO y está empecinado en cumplirlo… La reaparición de Beltrones puede ser un simulacro de que está dando la cara y tiene poco que esconder. Sin embargo, Beltrones está ahora en el ojo del huracán debido a su influencia en el CEN cuando se dio la Operación Safiro, principalmente en Chihuahua, Sonora y Durango. Puede, incluso, tocar al aspirante a la gubernatura en Sonora, Ernesto Gándara, pues su participación en el CEN comienza también en el año 2016. Puede cambiar el mapa político en Sonora rotundamente”.

Mario Campa, economista.

Un compromiso con la justicia

Por su parte, el actual gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, emitió un mensaje en video a través de sus redes sociales, en donde afirmó que la detención de César Duarte es un triunfo contra la impunidad.

“La detención este día en Estados Unidos de César Horacio D.J. es un triunfo del pueblo de Chihuahua, de su exigencia de justicia”.

Javier Corral, gobernador de Chihuahua.

Agradeció la presidente López Obrador por concretar la extradición del exgobernador priista; así como al fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero y al canciller, Marcelo Ebrard.

Corral Jurado recordó que al finalizar la administración de Duarte, el estado de Chihuahua se quedó con una deuda de casi 50 mil millones de pesos, consecuencia del abuso en los fondos públicos, pues el exgobernador amasó una multimillonaria fortuna adquiriendo fincas costosas, ranchos y ganado exótico, comprometiendo así los ingresos futuros de los chihuahuenses; pero también hizo énfasis en los desvíos de recursos que operó junto a otros gobiernos estatales, como el caso de Sonora.

“Además de haber construido una amplia de red de corrupción política, también edificó una red de protección mediante una red corruptora que se operó mediante entregas de dinero en efectivo a diversos actores políticos y sociales de los más diversos partidos e instituciones, a diputados locales empresarios, líderes de opinión”.

Javier Corral, gobernador de Chihuahua.

Mencionó además que la captura no es un regalo ni un favor de Estados Unidos, sino una aprehensión derivada de un tratado internacional.

Hizo hincapié en que por un buen tiempo el exgobernador estuvo bajo la protección del expresidente Enrique Peña Nieto quien “le colocó un manto de impunidad a la que había gozado”, sin embargo, con la llegada del nuevo gobierno las cosas cambiaron.

“Debo decir que esta detención sí es muy esperanzadora en torno de lo que puede ser un gran antecedente en combate a la corrupción porque son muy sólidas las investigaciones del Ministerio Público, porque el arsenal probatorio con el que acompañó cada carpeta de investigación hablan de un trabajo profesional fuerte que puede decantar un gran precedente del combate a la corrupción”.

Javier Corral Jurado, gobernador de Chihuahua.

Por último, Ricardo Alvarado, señaló que la situación es delicada y que muy probablemente desencadenará toda una serie de factores no muy positivos para muchos.

“Más allá de desviaciones aisladas, se trata en realidad de un caso de desviaciones orquestadas en las que todos los actores estaban claramente enterados de como desviar los recursos, y eso tendría responsabilidades claras para el gobierno que está en funciones en Sonora y en otros estados”.

Ricardo Alvarado, investigador de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.
Tabla elaborada por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *