Al rescate del televisión pública mexicana

MxPlay, o el Netflix mexicano, busca llevar al siglo 21 a la televisión mexicana .

MxPlay, o el Netflix mexicano, busca llevar al siglo 21 a la televisión mexicana .

No todo el contenido televisivo en México se reduce a Televisa y Tv Azteca. La televisión pública mexicana tiene una parrilla televisiva que puede valer la pena, sólo que no ha terminado de permear en la población.

Si a eso le sumamos que las formas de consumo de la población mexicana han transitado a las plataformas digitales, el ascenso de las plataformas de pago de streaming han supuesto un cambio de paradigma y a cierto recelo a la modernización; tenemos un cóctel donde el olvido queda como constante.

Es por eso que en 2018, el Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano (SPR) desarrolló una aplicación gratuita de contenidos audiovisuales producidos por el Estado.Su nombre es MxPlay y se pueden disfrutar contenidos de Canal 11, Canal 22, Capital 21 y Canal 14.

En su cuenta de Twitter, Jenaro Villamil, presidente del SPR, calificó a la aplicación como“el Netflix de los medios públicos mexicanos”e invitó a la ciudadanía a integrarse a la plataforma.

La plataforma cuenta con secciones de Arte y Cultura, Ciencia y Tecnología, Biodiversidad y Medio Ambiente, Cine y Documental, Deporte y Salud, Economía y Política, Mundo y Sociedad, Educativo e Infantil. También ofrece transmisiones en vivo de los canales que alberga.

MxPlayes la primera plataforma de distribución de contenidos audiovisuales producidos por entidades públicas de carácter cultural, educativo y de entretenimiento sano. Esta nueva aplicación digital fue pensada como una plataforma para dar a conocer a nivel masivo el contenido desarrollado por las instituciones del Estado.

En estos tiempos, donde Netflix, Amazon Prime, Disney+, o plataformas de más nicho como Mubi o FilmIn Latino, la Plataforma MxPlay podría ser una tabla de salvación para la televisión pública mexicana y una herramienta poderosa para atraer nuevos auditorios.

Hábitos de consumo y oportunidades ¿perdidas?

La Encuesta Nacional de Consumo de Contenidos Audiovisuales del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) revela que 46% de las personas acostumbraron ver contenidos en Internet en 2018, a diferencia de 25.8% en 2015.

También, el estudio ‘Hábitos de Consumo de Medios de Comunicación por Jóvenes del IFT reconoce que “el consumo de contenidos audiovisuales se ha transformado a partir de la digitalización de la información y el desarrollo de dispositivos que facilitan el acceso. Dichas innovaciones tecnológicas han modificado la disponibilidad, el acceso y las prácticas de consumo audiovisual de los sujetos, principalmente de las juventudes; que no sólo llevan a cabo sus consumos audiovisuales en medios tradicionales (TV y radio), sino que han incorporado, de manera permanente, el uso de dispositivos móviles, redes sociales y plataformas en línea”.

Estas conclusiones habitan en las ventajas de las nuevas plataformas: Una mayor injerencia en los tiempos por parte de los consumidores, una mayor variedad, un consumo más segmentado y el no tener que consumir publicidad cada 8 minutos.

Aún con las buenas intenciones, la plataforma que según Google Play tiene más de 10 mil descargas y una calificación de 3.2 de 5 posible, aún tiene problemas: Su interfaz es algo confusa, no hay suficiente información sobre qué tipos de programas hay y no es intuitiva. Está en constante proceso de actualización, lo que es frustrante para los usuarios.

Jorge Bravo, Analista de medios y telecomunicaciones y académico de la UNAM, escribió que esta valiosa iniciativa se puede convertir en una posibilidad perdida para rescatar la televisión pública mexicana.

“ Los medios públicos en la Cuarta Transformación acuñaron el lema #UnidosporlasAudiencias. La única forma de estar realmente unidos es mediante MXPlay, para que el esfuerzo combinado de todos tenga una sola plataforma de distribución. Así está ocurriendo con el conglomerado europeo de medios ProSiebenSat.1 en Alemania, que engloba emisoras de radio, canales de TV abierta, TV por suscripción, sitios web y editoriales. Con la plataforma Salto en Francia integrada por France Télévisions, TF1 y M6. Y con el OTT Wavve en Corea del Sur operado por SK Telecom y las tres televisoras en abierto KBS, MBC y SBS. Para enfrentar a los gigantes del streaming y recuperar audiencias, la unión hace la fuerza. Pero se requieren plataformas de primera, no de cuarta”,

Jorge Bravo, Analista de medios y telecomunicaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *