Afectaciones económicas pos-covid, con mayor impacto en mujeres

Economía

Afectaciones económicas pos-covid, con mayor impacto en mujeres

Cada vez existe más evidencia internacional de que los efectos de las crisis económicas inciden de forma desproporcionada en las mujeres, y no como tradicionalmente se creía que afectaba más a los hombres

De acuerdo con datos del Banco Mundial, los países están viviendo la peor recesión económica desde la Segunda Guerra Mundial como consecuencia del impacto que ha dejado la pandemia por el covid-19. Sin embargo, no todos los grupos poblacionales resisten los impactos económicos y sociales por igual.

El Instituto Mexicano para la Competitividad A.C (IMCO), elaboró un diagnóstico llamado “Mujer en la economía pos-covid”, con la finalidad de estudiar las características del mercado laboral en México, de los hogares y de los puestos de liderazgo, para comprender los efectos de la actual crisis sobre las mujeres mexicanas.

Según datos del Banco de México, el PIB en el país se podría contraer hasta en -12.8 por ciento en el 2020, y existen tres factores que muestran que la actual crisis afecta más a las mujeres que a los hombres.

María Fernanda Avendaño Meouchi, investigadora del IMCO, detalló para Diario Valor que los hombres están regresando al mercado laboral más rápido que las mujeres, en tanto muchas de ellas lo están haciendo a empleos en condiciones desventajosas, en parte por la carga desproporcionada que existe dentro del hogar.

“Hay un aumento del 14 por ciento en abril, a 23 por ciento en julio de las trabajadoras propias, y por otro lado en el mismo periodo la tasa de trabajadoras no renumeradas se duplicó. Es importante porque son trabajos que les dan mayor flexibilidad en tiempos y horarios, pero son trabajos que carecen de seguridad social y de acceso a  cuidados infantiles y guarderías, lo que podría ocasionar que las condiciones de los empleados sean no óptimas para las mujeres con respecto a los hombres o con respecto a otros meses donde no estábamos en crisis”, comenta.

María Fernanda Avendaño Meouchi, Investigadora del IMCO.
El 60 por ciento de las mujeres siente que su carga laboral al estar en casa es mucha. A pesar de ello, el 76 por ciento de la mujeres se sienten más productivas en esta modalidad de trabajo. Solo el 28 por ciento de las trabajadoras reportó trabajar muchas más horas de lo habitual. El 48 por ciento de las mujeres considera estar más estresada por su trabajo, donde el 18 por ciento se define como “muy estresada”.

Así mismo, refiere que el 53 por ciento de las trabajadoras se concentra en sectores que han sido  más afectados por la pandemia y cuya recuperación podría ser más lenta.

De acuerdo con datos de la ENOE 2020, el 53 por ciento de las mujeres ocupadas trabajan en alguna actividad de servicio, mientras que en hombres ocupados el porcentaje es del 36 por ciento.

“Es fundamental que esta crisis no ocasione pérdidas en las mujeres en la economía y al revés, que pueda funcionar como una catapulta o que exista igualdad de condiciones. Desde el IMCO nos emociona estudiar el mercado laboral, las condiciones en las que se encuentran las mujeres y cómo pueden ser mejor ubicadas con características distintas que los hombres, para entonces entenderlo desde una perspectiva de género”, señala.

María Fernanda Avendaño Meouchi, Investigadora del IMCO.
La tasa de informalidad de mujeres hasta marzo del 2020 fue del 57 por ciento de la población económicamente activa, lo que equivale a 12.4 millones de mujeres que no tienen acceso a seguridad social. Esta medición para los hombres fue del 56 por ciento.

Avendaño Meouchi explica que el estudio titulado “Una ambición, dos realidades”, elaborado por McKinsey, muestra que si en México la tasa de participación económica de las mujeres fuera la misma que la de los hombres, se podrían generar hasta 810 mil millones de dólares adicionales para el año 2025, lo que equivale al 70 por ciento del PIB nacional

“Lo vemos con los datos y las predicciones de los siguientes años, el papel de la mujer en la economía es tan importante que las cifras lo confirman, lograríamos tener 810 mil millones de dólares, es muchísimo en pocos años, únicamente con igualdad de circunstancias en la tasa de participación económica, y esto sí es importante porque son sólo cinco de cada diez mujeres en el mercado laboral, y ahora con la crisis se redujo a cuatro; y no queremos que esto se reduzca más, alcontrario, que sea ocho de cada diez mujeres como lo es ocho de cada diez hombres, y si se puede hasta diez de cada diez mujeres”, puntualiza.

María Fernanda Avendaño Meouchi, Investigadora del IMCO.

Hasta el mes de julio del 2020, 2.5 millones de mujeres declararon que no podrían reincorporarse al mercado laboral por algún tipo de restricción como cuidado infantil o cuidado de personas mayores, lo que se convierte en un freno que no debería de existir, de acuerdo con cifras del INEGI.

Como parte de las propuestas, Avendaño Meouchi destacó que México necesita más estudios y políticas que sirvan como una guía para evitar la pérdida o el deterioro de empleos femeninos. Para ello, resaltó, el IMCO propone: robustecer las estadísticas para medir las brechas de género; ampliar el sistema de cuidados infantiles para que beneficie a las trabajadoras informales e incentivar la adopción de políticas corporativas de integración vida-trabajo.

Asimismo, la investigadora sostuvo la importancia de generar incentivos para que las mujeres de secundaria y preparatoria continúen estudiando y diseñar programas sociales en los que las mujeres trabajadoras de grupos vulnerables sean prioridad.

Lee también

// aca van los comentarios vite