¡No te alarmes! El CVV de tu tarjeta puede recuperarse si ya no es visible

Economía

¡No te alarmes! El CVV de tu tarjeta puede recuperarse si ya no es visible

Los datos de las tarjetas de crédito al estar mucho tiempo en la cartera, pueden borrarse, pero recuperarlos tiene solución

Comprar con tarjetas de crédito o débito es más común actualmente, pues además de ser una transacción fácil, evita que los consumidores carguen con efectivo en todo momento; sin embargo, en ocasiones los datos del plástico suelen borrase por la ficción que, en la mayoría de los casos, se ocasiona por las carteras. 

Da clic aquí y descubre más información de Valor en nuestra página de Google News 

Esto dificulta que los números del plástico ya no sean visibles, tanto los que permiten identificar el número de tarjeta como los que corresponden al Código de Valor de Verificación (CVV), el cual consta de tres dígitos en la parte trasera del plástico. 

Estos dígitos se implementaron en todas las tarjetas para evitar que se cometa un fraude al realizar compas en línea, por lo cual no deberán proporcionarse a cualquier persona. No obstante, si en tu tarjeta ya no son visibles, afortunadamente hay maneras de recuperarlo. 

Por si te lo perdiste: ¿Sabes cómo genera el código QR para cobrar tu beca Benito Juárez? Aquí te explicamos

Toma en cuenta que si la tarjeta ya está muy gastada, lo conveniente será pedir al banco emisor que se proporcione otra, pues además, permitirá que los pagos hechos mediante una terminal se lleven a cabo sin contratiempos, pero si todavía aguanta, esto hay que hacer para comprar usando el CVV. 

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que tu tarjeta deberá esta dada de alta en la aplicación móvil, pues solo así podrás acceder al CVV temporal y comprar sin ningún problema. 

Para ello, deberás entrar a tu cuenta, seleccionar los datos de la misma y ubicar el apartado de “tarjeta digital”, esta te dejará ver el CVV que se genera de manera provisional y que además, tiene la característica de durar sólo 5 minutos, es decir, después de este tiempo ya no podrás usarlo para más transacciones, por lo que deberás generar uno distinto. 

La medida se hizo para evitar robo de datos, sobre todo si llevas a cabo compras mediante aplicaciones que pueden ser fácilmente hackeadas. 

Si la aplicación móvil de tu banco no te permite acceder a esta opción, entonces deberás pedir que este plástico sea dado de baja y obtener uno nuevo, usualmente  la oposición es de inmediato si se trata de tarjetas de debito, aunque en las tarjetas de crédito el trámite podría durar más de un mes. 

Con información de: BBVA, Heraldo de México 

Lee también

Comentarios

Commentarios