Fideicomisos, una tarea pendiente de la 4T

Especiales

Fideicomisos, una tarea pendiente de la 4T

Pese a que se decretó el fin de al menos 109 partidas presupuestarias, éstas o han desaparecido en su totalidad, aunque con dudosa forma de operación

Fideicomisos Foto: Internet / Ilustrativa

El gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador ha intentado extinguir más de 354 fideicomisos durante su administración; la mayoría justificados por la austeridad republicana que predica el mandatario mexicano, así como por supuestos actos de corrupción. Sin embargo, no ha sido tarea fácil poderlos eliminar, pues aún hoy siguen operando a pesar de que se decretó su fin.

Mediante un decreto en abril de 2021 se buscó extinguir 281 fideicomisos para recuperar 250 mil millones de pesos. En noviembre de 2020, en el Diario Oficial de la Federación (DOF) se publicó la eliminación de 109 fideicomisos luego de que la Cámara de Senadores junto con la de Diputados cumplieran con la propuesta impulsada por el jefe del Ejecutivo que argumentó estos eran una puerta a la corrupción para el desvío de recursos públicos, acusando a su vez a los detractores de la iniciativa de defender prácticas del viejo régimen. “Quienes defienden a los fideicomisos, defienden la corrupción. Se transfería dinero de todos a empresas, a grupos. Se subsidiaba a corporaciones que tienen muchos recursos. Todo esto, bajo el supuesto de que se fomentaba la ciencia y la tecnología”.

La eliminación de los 109 fideicomisos daría al gobierno mexicano una bolsa de 68 mil millones de pesos, con lo que supuestamente pagarían los más de mil 600 millones de dólares para adquirir las vacunas contra el Coronavirus, pues apenas México pasaba por la primera ola de contagios que cobró la vida de 50 mil mexicanos. Sin embargo, estos recursos nunca se rescataron, pues apenas pudieron recuperar 11 mil millones del Fondo de la Financiera Rural.

Entre los fideicomisos que el Gobierno de la 4T busca eliminar se encuentran el Fondo de Cooperación Internacional en Ciencia y Tecnología, Fondo de Desastres Naturales, Fondo de Financiera Rural, Fideicomiso Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (Fidecine), Fondo Sectorial para la Innovación, Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento, Fondo Sectorial de Investigación Ambiental, Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral, Fondo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, así como el Fondo Sectorial de Investigación para la Educación. 

A la fecha, 106 de los 109 fideicomisos a desaparecer operan con dinero públicos debido a las lluvias de amparos que han interpuesto, la Secretaría de Hacienda asignó 37 mil millones del presupuesto para este 2021. 

Opacidad en extinción 

El presidente Andrés Manuel López Obrador busca eliminar cientos de fideicomisos, que de acuerdo con Secretaría de Hacienda son un total de 374 figuras públicas de este tipo a nivel federal, contando con recursos superiores a los 540 mil millones de pesos; 19 de estos fideicomisos se consideran entidades paraestatales con estructuras internas de vigilancia y control. 

Los fideicomisos públicos son organismos creados por el gobierno o administración con el fin de obtener recursos. Estos fideicomisos reciben dinero tanto del erario como de donaciones particulares y organismos internacionales. Asimismo, estos deben cumplir con las normas de transparencia como cualquier otra institución, según la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal. Aunque también las estructuras de otros abren paso a la opacidad como expresó el jefe de investigación Económica para América Latina de Barclays, Marco Oviedo. “A mí me parece bien que desaparezcan los Fideicomisos discrecionales y que maten deuda pública. Algo positivo”.

Ante estas acciones, miles de personas en ese momento se manifestaron para evitar que el gobierno de la 4T dejará de dar los recursos a estos fideicomisos, pues era eliminar el apoyo al avance de la ciencia, tecnología, protección de personas y deporte. Sin embargo, el presidente dijo que la eliminación de estas figuras no significaba dejar de dar apoyo. “Vamos a poner orden. La Secretaría de Hacienda va a ordenar esos recursos y entregarlos. Lo que queremos es que se transparente todo lo que tenga que ver con presupuesto, porque es dinero del pueblo. Quienes reciben los apoyos, no van a esperar ni un mes para quienes los reciben. Lo que se está haciendo es una revisión, va a haber control y vamos a saber si estaban bien aplicados los fondos seguiremos dando apoyo que se bajaba a través de fideicomisos a escritores, deportistas y científicos pero vamos a evitar que aviadores sigan operando”.

La realidad es que del dinero recuperado por el gobierno al eliminar en los últimos tres años 27 fideicomisos, uno de los decretados en noviembre de 2020, tan solo suman poco más de 18 mil millones de pesos. Además, de acuerdo con la organización Fundar, no se ha transparentado para que se utilizó el dinero a pesar de que se dijo sería destinado al programa de vacunación contra el Coronavirus. Pero también en el tema hay quienes argumentan que la eliminación de estos fideicomisos dejarán sin apoyo a millones de personas para el desarrollo del país.

Fodepar en los olímpicos 

Uno de los fideicomisos que el actual gobierno federal pretende eliminar es el Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar), luego de que se diera a conocer que la directora general de la Comisión Nacional de la Cultura Física y Deporte (Conade), Ana Gabriel Guevara, solicitó su extinción el pasado 26 de junio. Este fideicomiso es un fondo con una bolsa de 101 millones de pesos enviados a través de la Tesofe para pagar becas y sueldos de equipos multidisciplinarios para los mejores deportistas de México, así como las becas vitalicias de medallistas olímpicos y paralímpicos.

Y es que con el transcurrir de los años este fondo para ayudar a deportistas de alto rendimiento pasó a tener cada vez menos recursos. Un ejemplo de ello fue en los Juegos Olímpicos Londres 2012, cuando los atletas mexicanos tuvieron más apoyo por parte del gobierno federal luego de que se asignaron al Fodepar 6 mil 147 millones de pesos. En aquellas competencias los mexicanos consiguieron un total de ocho medallas, un récord en la historia olímpica del deporte. 

Con el paso de los años, el apoyo a los deportistas ha disminuido en un 66 por ciento; finalmente, con la eliminación del fideicomiso se desconoce si los atletas tendrán el respaldo del gobierno. Y es que estos Juego Olímpicos Tokyo 2020, el desempeño de los mexicanos ha sido destacado, pero no han conseguido traer más que cuatro medallas de bronce. 

Ante las críticas de los mexicanos por no ganar medallas, los deportistas  respondieron que las condiciones para entrenar son pésimas como lo mostró el gimnasta Javier Rojo que evidenció la austeridad con que entrenan “La realidad es que mi gimnasio no está en condiciones favorables de entrenamiento, me explico, este es un gimnasio bueno para iniciación y para mantenimiento de gimnastas en un nivel de avance pero no de élite”.

El presidente mexicano dijo que apoyaría a los atletas olímpicos que ganen y no en las competencias. “Antes de partir vamos a hablar con ellos, con todos, yo me voy a reunir para estimularlos, para desearles que les vaya muy bien y también para darles a conocer apoyos adicionales, pero eso cuando ya se vaya acercando el día en que van a salir a la competencia”.  Sin embargo, hasta el momento simplemente se sabe la eliminación de un fideicomiso que ayuda al deporte mexicano.  

Más atentados contra periodista

Otro de los fideicomisos que dejará de tener recursos del gobierno fue el Fondo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas (Fondo) que protege a 418 periodistas amenazados y desplazados. Y es que México es uno de los países donde existen más asesinatos a comunicadores. De acuerdo con datos de la organización Artículo 19, en lo que va del año han asesinado a cuatro periodistas, dos de estos en Sonora, la entidad más peligrosa para ejercer esta profesión.  

A este fideicomiso son destinados alrededor de 140 millones de pesos; sin embargo, con la extinción de este, los periodistas desplazados y amenazados por ejercer su labor quedarían a la expectativa de los apoyos. Cientos de organizaciones civiles pidieron al gobierno no eliminar esta figura, pues explicaron que ya habían disminuido los recursos desde hace algunos años. “De 2018 a 2019 ha habido un incremento de gastos para la atención a víctimas, mientras que la dotación de recursos al Fondo ha disminuido en 2019, 2020 y lo proyectado a 2021”, dijeron estas organizaciones.

Y es que el gobierno mexicano de la Cuarta Transformación ha echado por la borda los años de trabajo para proteger la libre expresión que se consiguió en sexenios anteriores; un ejemplo de esto es con la creación de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Cometidos Contra Periodistas, de la extinta PGR, en los últimos años de la administración de Vicente Fox; mientras que con Felipe Calderón se creó la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos Contra la Libertad de Expresión (FEADLE).

Alberto Xicoténcatl Carrasco, presidente del Consejo Consultivo Federal del Mecanismo de Protección a Defensores de Derechos Humanos y Periodistas, dijo que era preocupante la decisión del gobierno federal, pues no había corrupción con salvar la vida de los periodistas y defensores de derechos humanos. “Yo puedo garantizarles que este fideicomiso no está siendo mal utilizado, este fideicomiso está siendo empleado en lo que realmente se necesita, que es salvarnos la vida. Aquí está hablando de vida o de muerte. Por favor salve y sálvennos la vida”.

HERRAMIENTAS 

  • 68 mil millones de pesos ahorro el gobierno federal tras la eliminación 109 fideicomisos 
  • 27 fideicomisos han sido eliminados en los tres años de mandato de Andrés Manuel López Obrador
  • 28 mil millones de pesos solo se han recuperado, que el Gobierno Federal busca obtener al extinguir los fideicomisos 

Con información de: Miguel Escobar

Lee también

Comentarios

Commentarios