Estudio de la Etnia Yaqui la hace ganadora de Premio de Investigación en Salud

Sonora

Estudio de la Etnia Yaqui la hace ganadora de Premio de Investigación en Salud

La doctora Araceli Serna, ganadora del Premio José Miró Bella, expone la situación compleja que atraviesa a la comunidad yaqui por una deficiente alimentación que ha provocado una mayor al presentar una alta prevalencia de obesidad y diabetes.

La doctora Araceli Serna, ganadora del Premio José Miró Bella, expone la situación compleja que atraviesa a la comunidad yaqui por una deficiente alimentación que ha provocado una mayor  al presentar una alta prevalencia de obesidad y diabetes.

La académica Araceli Serna Gutiérrez, resultó ganadora del premio Dr. José Miró Bella en el área de Salud Pública, Salud Ambiental e Investigación Educativa, por su estudio de prevalencia y los factores que ocasionan o protegen contra la obesidad en la comunidad yaqui de Sonora.

La doctora, señaló que esta investigación llevó tres años en realizarse y determinó que más de un 70% de la etnia tiene sobrepeso u obesidad y 76% obesidad central, lo cual es alto y  similar al promedio nacional. 

“En el instituto Tecnológico de Sonora, donde laboro, cultivamos lo que se llamarealizamos investigación sobre Cultura Física y de la Salud, y en el Centro de investigación en Alimentación y Desarrollo el Doctor Julián Esparza Romero, líder del proyecto ganador, investiga sobre epidemiología de la diabetes, factores de riesgo cardiovasculares, estilos de vida y programas de prevención de estas patologías principalmente en comunidades indígenas. Este trabajo nos llevó aproximadamente tres años, participamos una servidora y varios colaboradores, investigadores conocidos,estudiantes de maestría, estudiantes de las licenciaturas de nutrición y de ciencias del ejercicio físico “, dijo la especialista en nutrición de comunidades.

Detalló que los datos del estudio son alarmante pues una gran proporción de adultos de la etnia Yaqui presenta sobrepeso y obesidad, situación que es delicada pues las comunidades indígenas comúnmente tienen servicios de salud precarios. 

“Estas comunidades sabemos tienen más escasos los servicios de salud, más alejados y hay  menos posibilidad de obtener o pagar determinados medicamentos, sin embargo, lo que pudimos observar con la investigación y los resultados en esta población en específico, es que les pueden ayudar programas de prevención basados en el consumo de sus platillos tradicionales, frutas verduras y lácteos bajos en grasa, así como de la práctica constante de actividad física”, dijo.

Manifestó además que con base en este proyecto, en el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo se están desarrollando programas para prevenir elmitigarel sobrepeso y la obesidad en las comunidades yaquis, con lo cual también se hace un trabajo preventivo de diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares.

La especialista comentó que al buscar los factores asociados a la obesidad se percataron de un alto consumo de productos procesados en la etnia como refrescos, frituras y galletas.

Un problema que afecta al estado

Sin embargo, esta problemática no es exclusiva de las poblaciones yaquis. Sonora es una de las entidades con mayor prevalencia en diabetes y obesidad a nivel nacional.

Según elCentro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), en un estudio realizado por la investigadora Martha Ballesteros, las cifras indican que la prevalencia de diabetes a nivel nacional es de 10.1 por ciento, mientras que en Sonora es de 11.2 por ciento.

Si bien la población mexicana refleja valores elevados de colesterol y triglicéridos con un 19.5 por ciento, en Sonora esta cifra ronda alrededor del 22 por ciento en la población. El desarrollo de la tecnología de alimentos trajo consigo la oferta de una gran variedad de productos alimenticios altamente procesados, muchos de los cuales fueron adoptados al interior de los hogares, incluyéndolos en la dieta. Estos productos gradualmente han ido desplazando del lugar de importancia a alimentos que han formado parte de la dieta sonorense desde hace mucho tiempo.

“Las tendencias de consumo nutricionales han cambiado y se incluyen alimentos con una cantidad elevada de calorías. Este cambio puede radicar en la globalización y la creación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), donde se incrementó la presencia de franquicias de alimentos de comida rápida, las cuales alentaron la oferta de este tipo de alimentos preparados, modificando los hábitos alimenticios del sonorense y convirtiendo la obesidad en un problema grave de salud pública”, señala el estudio.

Lee también

Comentarios

Commentarios