Tiene Sonora el tercer Congreso más caro del país.

Política

Tiene Sonora el tercer Congreso más caro del país.

El poder legislativo en la entidad tuvo un presupuesto de 721 millones de pesos en este 2020, sin embargo, sus resultados están muy lejos de ser ideales.

Congreso de sonora

Congreso del Estado de Sonora. Imagen Internet.

Con un costo de 21 millones de pesos por cada uno de los 33 diputados, el Congreso de Sonora es el tercero más caro a nivel nacional; pese a la retórica presidencial de la austeridad como hilo conductor de la administración pública.
Dentro del paquete presupuestal para 2020, aprobado el pasado diciembre, se estipularon 721 millones de pesos para el funcionamiento del poder legislativo, un incremento del 11 por ciento respecto al 2019, donde la partida ascendió a los 651 millones.
Llama la atención este incremento del 11 por ciento, después de que el 2019 había significado un recorte de 5 por ciento, pues en 2018, el presupuesto aprobado para el legislativo había sido de 688 millones de pesos.
Sonora está tan sólo detrás de la Ciudad de México y de Baja California en la lista de los congresos más costosos, con la salvedad de que la densidad poblacional en esas dos entidades es mucho mayor.
Sonora tiene una población de alrededor de 3 millones de habitantes, y 33 diputados estatales. El costo por cada uno de ellos es de 21 millones de pesos. Estados con similar a población, como lo son Sinaloa, Coahuila o Hidalgo, tienen presupuestos para el funcionamiento de su Congreso mucho menor. Sinaloa, por ejemplo, con 40 diputados y una población de 3 millones 100 mil, destina a su Congreso un presupuesto de 312 millones de pesos, poco menos que la mitad del presupuesto de Sonora. Similar es el caso de Coahuila e Hidalgo, que con más de 3 millones de habitantes, los presupuestos de sus Congresos es de 199 y 201 millones de pesos respectivamente.

El sobreprecio de legislar


La diputada de Morena, Miroslava Luján, señaló que la bancada de Morena se opuso en aprobar ese paquete presupuestal, sin embargo, en la votación del pleno se lograron 22 votos a favor que hizo que se aprobar.
Sin embargo, el 2020 se convirtió en un año atípico por la pandemia y la emergencia sanitaria provocada por el Covid-19.


“Hemos atendido varios recortes, desde el inmobiliario hasta otros gastos que se tenían dentro del Congreso, a cada diputado se nos ha descontado 7 mil pesos y en estos días se está haciendo el análisis financiero a cargo de los economistas para hacer un balance”, señaló la legisladora.

Con la desaparición del Comité Ciudadano para la evaluación del desempeño legislativo, se hace también complejo tener una medición cualitativa para medir la labor de los legisladores sonorenses.


El empresario y activista Oscar Serrato señaló que los costos del Congreso son muy altos para el nivel de resultados que ha dado.


“Tenemos en el Congreso muchos gastos que no tienen nada que ver con el accionar legislativo, tiene un staff muy grande, que a vista de los resultados de legislación, es dinero que no está muy invertido. Tiene tres funciones claves: Presupuestar y vemos que el análisis o las contrapropuestas son muy pobres, le ha puesto palomita a lo que manda el ejecutivo y los ayuntamientos, la otra función clave es fiscalizar, pero el análisis que hacen es muy básico, no hay estudios legislativos que den seguimiento. Se han ido en exhortos y la actividad legislativa es poca profunda. No molestaría este costo si hicieran bien sus tres funciones. Estamos ante un Congreso que no está dando los resultados”, señaló Serrato.


Por su parte, el politólogo de la UNAM, Jorge Mondragón, señaló que los costos del Congreso están muy por encima de los resultados obtenidos.


“Estamos ante un modelo que no está funcionando, la eficiencia legislativa es muy dispar, en especial en esta legislatura, no hay un comité ciudadano que los evalúe y han sido ya casi tres años de trabajo legislativo opaco, sería tiempo de empezar a fiscalizarlos de mejor forma”.


Un aguinaldo a la vista


Apenas en 2019, los diputados sonorenses recibieron un ingreso de 341 mil 799 pesos y 78 centavos, por concepto de sueldo, aguinaldo y otras prestaciones. El Congreso del Estado detalló, en ese entonces, que cada legislador además de recibir los 92 mil 496 pesos de dieta, es decir la percepción económica por el desempeño de sus actividades, tendrá 180 mil 868 pesos por 40 días de aguinaldo, 34 mil 217 pesos de prima vacacional y otros 34 mil 217 pesos por bono de fin de año

Lee también

Comentarios

Commentarios