¿Trabaja desde casa? Patrones le deberán pagar internet y luz por Home Office

México

¿Trabaja desde casa? Patrones le deberán pagar internet y luz por Home Office

La Cámara de Diputados mandó al Senado las modificaciones a la Ley Federal del Trabajo para regular el home office.

Una laptop en una mesa

El trabajo desde casa, que en tiempos de pandemia también ha sido conocido popularmente como home office, se ha convertido en una modalidad común de trabajo desde la llegada del coronavirus, y en México comienza a verse reflejado en la legislación laboral.

De acuerdo a una reforma avalada por la Cámara de Diputados durante el día de ayer, los empleadores deberán asumir los costos que se deriven de la realización de actividades vía home office para los trabajadores, lo cual puede incluir un parte parcial de las facturas de internet y energía eléctrica, entre otros que puedan surgir.

Luego de su aprobación, la reforma a la Ley Federal del Trabajo fue devuelta al Senado de la república para ser analizada y aprobada con los cambios que fueron realizados durante la sesión de este martes en San Lázaro.

Según estiman datos de la Universidad Autónoma de México (UNAM) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el 70% de la actividad productiva en México se realiza por medio de teletrabajo, una tendencia que en el mundo aumentó un 324% a raíz de la pandemia de coronavirus durante el primer y segundo trimestre de este año.

Nuevas disposiciones

De acuerdo al dictamen analizado por los diputados, se considerará como teletrabajo o home office cuando se realice al menos un 40% del cumplimiento laboral fuera del centro de trabajo, no pudiendo ser considerado para esta definición el que se realiza de forma esporádica u ocasional. Las condiciones del trabajo deberán constar por escrito y ambas partes deberán conservar un ejemplar.

Los patrones para los que se trabaje por vía home office deberán encargarse de proveer los medios para realizar las actividades laborales, como proporcionar, instalar y encargarse del mantenimiento del equipo necesario como computadoras, sillas, e impresoras. También deberán recibir de forma oportuna el trabajo y a la vez pagar los salarios en tiempo y forma.

Según plantea el dictamen el patrón deberá también asumir los costos derivados de la realización del home office, como las cuotas de internet y una parte proporcional de la cuenta de electricidad.

“No importa cuáles sean esos medios de comunicación, pueden ser un teléfono, un fax o medios más sofisticados, como redes locales o satélites, correo electrónico, videoconferencias o cualquier otra cosa no conocida aún.”

Por otro lado también se establecen las obligaciones a las que se atendrán los empleados que realicen sus actividades por vía remota, como el cuidar, guardar y conservar los equipos y otros insumos puestos a su disposición para la realización de sus labores, así como respetar la disposiciones en materia de seguridad y salud de su trabajo y la protección de los datos utilizados para realizar sus actividades.

El dictamen también estipula que los trabajadores deberán ser capaces de equilibrar su vida laboral con su vida personal, por lo que deberán cumplirse las disposiciones de horarios de trabajo y se fomentará la “desconexión” fuera de las horas marcadas para laborar. A su vez el patrón deberá respetar y ser flexible con los horarios del trabajador en virtud de que en las horas de trabajo este deberá a cambio distanciarse de las distracciones.

También se incluyen en el dictamen disposiciones para garantizar la intimidad y la privacidad de los trabajadores acotando las circunstancias en las cuales serán utilizadas cámaras y micrófonos en el home office.

Lee también

Comentarios

Commentarios