COVID-19: Estados Unidos se prepara para tener una vacuna en noviembre

COVID-19

COVID-19: Estados Unidos se prepara para tener una vacuna en noviembre

La aprobación de emergencia de vacunas sin concluir sus pruebas de Fase 3 es temida como una medida política sin criterios de salubridad por parte del gobierno de Donald Trump

Vacuna

El CDC de Estados Unidos ha advertido a los gobernadores de los estados para tener operativos centros de distribución lo más pronto posible ante una aprobación de emergencia de una o más vacunas Foto: Pexels

Para la sorpresa y preocupación de las autoridades sanitarias estadounidenses, la administración del presidente Donald Trump hizo llegar un comunicado a los estados en el que los insta a prepararse para la distribución de una vacuna contra el COVID-19 que podría llegar tan pronto como noviembre de este mismo año.

El documento advierte a los gobernadores de los estados que próximamente podrían recibir una solicitud de permisos de la empresa farmacéutica y de equipo médico McKesson, que tiene un acuerdo con el Center for Disease Control (Centro para el Control de Enfermedades, CDC) de Estados Unidos para distribuir una o más vacunas que podrían ser aprobadas para esa fecha en todo el país.

Autoridades de salud en Estados Unidos han mostrado preocupación de que el aprobar una vacuna de emergencia obedezca a motivaciones políticas más que a las necesidades de la población, coincidiendo la solicitud del gobierno a, de ser necesario “ignorar los requerimientos” que impidan la distribución de la vacuna con los días precedentes a las elecciones presidenciales a celebrarse el 3 de noviembre.

El director del CDC, Robert Redfield, ha asegurado que con la aprobación de emergencia de las vacunas no se está poniendo en peligro ni la efectividad ni la seguridad de los productos, mientras tanto el sector sanitario de Estados Unidos señala que las pruebas de Fase 3 de la mayoría de las vacunas están aún lejos de terminar, siendo estas uno de los requerimientos básicos para la aprobación de estos fármacos que, aseguran, no es razonable saltarse.

Aún con las advertencias la administración de Donald Trump impulsa a los gobernadores a tener centros de distribución operativos lo más rápido posible, en lo que ha sido ampliamente considerado una maniobra política para ganar vitales puntos en las encuestas.

Lee también

Comentarios

Commentarios